El imputado en el macroincendio aporta ahora testigos que lo exculpan

  • En el último paso de la instrucción del devastador fuego, Emilio Perdigón da al juzgado nombre y apellidos de vecinos de Riotinto que vieron a una persona junto a un foco, a la que también identifica

El proceso abierto a raíz del devastador incendio que se desató el 27 de julio de 2004 en la barriada de Los Cantos de Minas de Riotinto (mató a dos personas y cerca de 30.000 hectáreas de superficie quedaron devoradas por el fuego) podría sufrir una vuelta de tuerca en la recta final de la instrucción, que tiene en sus manos el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Valverde del Camino.

En el último paso para de esta fase procesal y camino de cumplirse el cuarto aniversario de la catástrofe, el único imputado en la causa (hasta el momento), Emilio Perdigón Panduro, ha sorprendido con datos hasta ahora desconocidos en la investigación. Ayer, cuando Perdigón estaba citado en las dependencias judiciales de Valverde para practicar una declaración indagatoria (en presencia de los abogados de todas las partes personadas) sorprendió con el anuncio de dos nuevos testigos (un matrimonio vecino de Riotinto), de los que dio nombres y apellidos, que supuestamente vieron a una persona (de la que también aportó el nombre) en el tercero de los focos del incendio, en la zona conocida como 'Pequeño Barranco', junto a Los Cantos.

Según ha podido saber este diario, en esta última comparecencia, el imputado insistió en que "no se ha investigado" a fondo sobre la autoría del macroincendio y anunció, al inicio de su declaración, que sabía "más cosas" y que "tenía que pensar" si las comunicaba a la titular del juzgado. Y lo hizo finalmente. Además, aseguró que a un joven "lo acosaron y amenazaron para que contara a la Guardia Civil que el responsable del fuego había sido yo", punto en el que indicó que este joven fue despedido de su puesto de trabajo en las semanas siguientes.

La pregunta que ayer se hacía en los juzgados valverdeños era la de porqué Emilio Perdigón ha esperado casi cuatro años, a la última comparecencia, y con una imputación de homicidio imprudente además de por el incendio, para aportar nuevos testimonios. "Me enteré hace cuatro meses y cuando me han llamado a declarar, lo he dicho. Si me hubieran citado antes, antes lo habría contado", explicaba a su salida del juzgado.

La duda, en estos momentos, es si la juez instructora va a tener en cuenta o no la información que ha dado Perdigón, teniendo en cuenta que tras esta declaración indagatoria el expediente pasará a la Audiencia Provincial, donde se dictará auto de apertura de juicio oral. Hay dos opciones: que el juzgado de Valverde a pesar de no ser el momento procesal, decida incorporar a los testigos y al segundo individuo que sitúan en el lugar del incendio o que remita directamente el expediente a la Audiencia, para que sea ésta la que tome la decisión.

En cualquier caso, si se incorporan más testigos (a los que habrá que citar para tomarles declaración, el caso volverá a sufrir una nueva demora y, en función del resultado de las pruebas que se practiquen, tomar ( o no) un nuevo rumbo.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Valverde emitió auto de conclusión del sumario cuando se habían cumplido 27 meses de la mayor catástrofe y la causa llegará a la Audiencia Provincial como uno de los expedientes judiciales más amplios ( 14 tomos entre diligencias sumariales y de responsabilidad civil) tanto por el volumen de las actuaciones como por el de damnificados, alrededor de 6.000 perjudicados, según una estimación aproximada.

El único imputado, Emilio Perdigón Panduro, fue detenido el 8 de agosto de 2004 como presunto autor del fuego y se encuentra en situación de libertad provisional desde el 17 de septiembre de ese mismo año. En la causa, hay al menos personadas diez partes, entre las que se encuentran, además de la acusación pública y particular, la Junta Andalucía, Ecologistas en Acción, la Diputación de Sevilla y la Empresa de Gestión Medio Ambiental (Egmasa).

Por otra parte, en el contencioso abierto en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, se está a la espera desde hace un año que la Consejería de Medio Ambiente remita el expediente del fuego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios