La cuarta edición de la Feria del Comercio y Artesanía llegó a su punto álgido

  • Cuatro desfiles de moda y complementos, ropa interior, vestidos de fiestas y trajes de novias, centraron la jornada

La Feria del Comercio y la Artesanía de Valverde del Camino alcanzaron ayer sábado su punto álgido con la visita de miles de personas venidas de todos los puntos de Huelva. También había muchos visitantes de otros puntos del país que, aprovechando su estancia en la provincia se pasaron por las instalaciones de la Feria de Muestras (Femu) para conocer de primera mano la importancia del sector del comercio valverdeño.

Varios autocares se podían ver en la tarde aparcados en las zonas de estacionamientos de la Plaza Ferrocarril del Buitrón. Y todos los visitantes aprovecharon para realizar algunas de las necesarias compras navideñas. Era dificultoso caminar con normalidad por el recinto Femu para poder contemplar los expositores que ofrecen una variada gama de productos.

En este sentido, el presidente de los comerciantes se mostró satisfecho por la buena aceptación que estaba teniendo la feria entre los visitantes ya que "muchos visitantes aprovechan su estancia en la provincia y se acercan a Valverde lo que está dejando una muy buena impresión por la variada oferta que hay en estas instalaciones".

Pero donde hubo mayor actividad en la jornada fue en la carpa aneja que acogió ayer la celebración de varios pases de modelos que lucieron complementos, ropa y lencería. Concretamente las modelos pasaron complementos de las empresas D'Regalos, Rocío de los Reyes y la lencería de Márquez.

En la carpa había congregadas unas quinientas personas que pudieron conocer de primera mano las tendencias en complementos para la temporada, así como las novedades en lencería para novias.

La organización ha pensado en todo y ofrece cada tarde un servicio de guardería para que los padres puedan realizar sus compras con total tranquilidad.

La feria, con un presupuesto de 40.000 euros, cuenta con un total de 35 expositores con una amplia oferta de productos y posibilidades de encontrar un buen regalo a un precio razonable. En los 1.500 metros cuadrados expositivos y en la carpa adicional, se realizan los diferentes pases de modelos, exhibiciones y juegos para los niños. Asimismo, están garantizadas las comidas, ya que la organización ha previsto servir almuerzos gratis.

La organización espera que la cuarta edición de la feria registrará unas 50.000 visitas y que superará así los 35.000 visitantes del pasado año. La muestra tiene como objetivo dinamizar el turismo valverdeño a través de la oferta industrial y comercial.

La muestra presenta todo el potencial comercial de la localidad valverdeña a los visitantes que pueden observar desde la artesanía que se realiza en distintos puntos de la geografía española hasta cualquier complemento de moda o calzado. El evento supone el pistoletazo de salida inicial para la campaña de Navidad de los comerciantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios