El 65 por ciento de los inmigrantes trabaja en el sector agrícola

  • El número de contratos labores a personas extranjeras han crecido un 84 por ciento en la provincia de Huelva en seis años, siendo en los meses de febrero y marzo cuando más se suscriben

El colectivo inmigrante de Huelva trabaja, en más de un 65 por ciento, acogido al Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social (REASS), según un informe realizado por el sindicato UGT sobre las condiciones de trabajo de las mujeres inmigrantes en la recolección de la fresa, que señala también que uno de cada cinco de los contratos suscritos (18,5 por ciento) en la provincia onubense corresponden a inmigrantes.

Las contrataciones en origen para las tareas agrícolas están en la base de este elevado número de inmigrantes que pertenecen al REASS. Este incremento de contratos a través de convenios con determinados países está provocando, sin embargo, dificultades al colectivo con permiso de residencia y trabajo ya regularizado en la provincia, en su mayoría magrebíes, que aunque cuentan con documentación regular no son contratados para las labores del campo, según detalla el estudio.

El aumento del número de permisos de trabajo concedidos a personas extranjeras en Huelva se viene produciendo desde finales de los años ochenta pero ha experimentado un crecimiento más acusado desde el año 2000. A partir de esa fecha la población procedente de la UE ha registrado igualmente un importante aumento, que ha pasado de los 10.000 en 2001 a los 52.000 en el año 2005.

En los últimos diez años, el número de contratos de trabajo establecidos con personas extranjeras en Huelva se ha multiplicado por 75, pasando de los 119 registrados en 1988, a los 9.059 permisos en el año 2000. Mientras, el número de trabajadores extranjeros contratados desde el 2000 ha aumentado de forma continua, pasando de registrarse 9.170 contratos ese año a los 57.623 en 2005, lo que representa un incremento del 84 por ciento. En ese último año, el sector agrícola suscribió el 86,3 por ciento de los contratos establecidos con extranjeros en Huelva.

Un elemento que muestra que la mayoría de las contrataciones se realizan en la agricultura son las fluctuaciones que se registran en los distintos meses del año en cuanto al número de contratos. Así se observa que se produce un pico en los meses de febrero y marzo, coincidiendo con la campaña de recogida de la fresa.

Por lo general, los meses que registran el mayor número de contrataciones son marzo y febrero, aunque en el sector agrario los descensos más acusados se producen a partir de abril, siendo los meses de julio y agosto los que registran menos contratos agrícolas. A partir de octubre se produce una recuperación cuando llega la época de la plantación de la fresa.

Significativa resulta la evolución de la contratación de las mujeres en el sector agrario. Si en el total de los sectores, el número de contratos de mujeres resulta inferior al de varones, en el caso de la agricultura la mujer tiene cada vez mayor presencia, llegando a alcanzar ya en 2004 una diferencia de más de veinte puntos sobre el hombre. Mientras que los hombres en el año 2000 suponían el 77,81 por ciento del total de los trabajadores extranjeros, en 2004 pasaban a ser el 41,95 por ciento, año cuando la tendencia de crecimiento de los contratos a varones se rompe y se produce un descenso, en beneficio de las mujeres.

La demanda de empleo en el sector agrario de Huelva está marcada por la estacionalidad de las tareas agrícolas, al producirse un aumento considerable de mano de obra durante la época de la plantación y recolección de las fresas y los cítricos, además de otras frutas.

Estas labores se llevan a cabo principalmente entre los meses de septiembre y junio, concentrándose el periodo de mayor actividad entre febrero y junio, cuando llega la recolección.

La demanda de mano de obra se ha ido cubriendo de forma diversa a través de los años. En los primeros tiempos de implantación de estos cultivos la mano de obra era nacional, integrada por trabajadores de Huelva y de otras provincias limítrofes y otras zonas de España.

En los últimos años la demanda se ha ido cubriendo mediante la contratación en origen de inmigrantes procedentes mayoritariamente de los países del Este de Europa. Inicialmente, pertenecía casi en su mayoría de Polonia y posteriormente se ha ido incorporando mano de obra de Rumanía y Bulgaria.

18,5

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios