Sucesos

Un barco encuentra parte de un proyectil en alta mar

  • Los pescadores hallaron entre sus redes un artefacto que en un primer momento pensaron que era un misil y no sabían si estaba cargado

Comentarios 2

Los tripulantes del pesquero onubense 'José y Florentino' se llevaron ayer un buen susto cuando, al subir las redes, se encontraron con un artefacto que reposaba en el fondo marino. En un primer momento, el pánico cundió entre los pescadores al pensar que se trataba de un misil sin que se aclarase si tenía la carga suficiente como para suponer un peligro para la navegación o los propios tripulantes.

Según el patrón del barco, Florentino Méndez, eran poco más de las seis de la tarde, cuando el barco lepero se encontraba faenando a unas nueve millas al sur de la costa de Huelva, con las redes capturando a unas 20 brazas de profundidad, casi sobre el lecho marino, en el equivalente a unos 37 metros.

La primera reacción de la tripulación fue avisar a la Guardia Civil, que mandó una patrullera a la altura del barco, y se encargó de escoltarlo al puerto más cercano, que era el de Mazagón, donde usaron para llegar a tierra firme la zona que se utiliza para la limpieza de los barcos deportivos.

Finalmente, la Guardia Civil ha confirmado hoy que el artefacto que un barco encontró no tenía carga explosiva, además de señalar que se trata, a pesar de su forma, de parte de la estructura de un proyectil ya utilizado, y no de un misil propiamente dicho.

Asimismo, fuentes del instituto armado han indicado que el pesquero habría encontrado el artefacto en una zona restringida para la pesca, además de indicar que el pesquero "penetró en sitio restringido desobedeciendo de órdenes de los agentes".

Han indicado las fuentes que una patrullera de la Guardia Civil advirtió al barco que abandonase la zona donde se encontraba, sin responder afirmativamente, por lo que fue escoltada al puerto de Mazagón hasta que fondeó, sin saber aún si se elevarán cargos contra el patrón del buque.

Por su parte, el patrón del barco, Florencio Méndez, ha respondido al instituto armando negando que faenase en aguas destinadas a usos militares y ha asegurado que, además de faenar en aguas "legales", los pescadores de la zona han visto en varias ocasiones cómo sus redes cogen distintos elementos procedentes de maniobras militares, por lo que demandó que se cuide especialmente este aspecto, tanto por cuestiones de seguridad como del alto coste de las redes que sufren desperfectos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios