La banda de La Dehesa sorprende con otro asalto y pone en guardia la zona

  • La Guardia Civil tiene contabilizadas seis denuncias desde noviembre mientras los afectados hablan de al menos diez robos · Los vecinos convocan una asamblea urgente para adoptar medidas

La banda organizada que mantiene en jaque desde el pasado noviembre a las Fuerzas de Seguridad por protagonizar una oleada de asaltos a chalés en la zona residencial de La Dehesa ha vuelto a reaparecer. Su último ataque se producía el pasado fin de semana, o al menos fue hace dos días cuando las nuevas víctimas descubrieron y tuvieron constancia de que los atracadores habían campado a sus anchas por el interior de su residencia.

Fuentes consultadas por este diario, confirmaron que otro vecino de la zona, esta vez en la calle Abedul, había sido blanco de la banda en un periodo de ausencia de la casa y que, al regresar, se encontró con la misma escena que se viene repitiendo por goteo desde hace algunos meses y de forma más constante en las últimas semanas: destrozos en el domicilio y, según las fuentes consultadas, una caja fuerte reventada.

De nuevo, los asaltantes parecen haber seguido muy de cerca los movimientos de sus víctimas, aprovechando su ausencia para acceder al interior de la vivienda, y una vez más se deja ver que los miembros de esta red (que actúan con el rostro cubierto y guantes para no dejar ni rastro de su paso) buscan fundamentalmente dinero en metálico y joyas.

Los primeros atracos cogieron por sorpresa tanto a los propios afectados como a las Fuerzas de Seguridad, pero ahora la sorpresa de los vecinos es que la banda continúe imparable pese a la vigilancia policial en la zona. "No discutimos las medidas de seguridad oficiales -subrayaron los afectados- pero se ha demostrado y está a la vista que están resultando insuficientes".

La intranquilidad y el desvelo entre los residentes de La Dehesa ha llegado a estas alturas casi a un punto límite. Los vecinos comienzan a organizarse y, como primera medida, van a convocar una asamblea con carácter de urgencia -los avisos han comenzado ya a distribuirse- para analizar la situación (otra vez más) y tomar decisiones para tratar de buscar una solución y adoptar medidas para que se refuercen los medios y se den garantías de seguridad.

El robo anterior a éste se producía, también después de un corto paréntesis, el pasado 30 de noviembre en otra residencia de La Dehesa, en la que la banda desactivó los dispositivos de alarma y la conexión telefónica justamente en un momento en el que sus propietarios se encontraban fuera.

En cuanto al número de asaltos que se han producido hasta el momento no casan las cifras oficiales y los casos que llevan contabilizados los vecinos. Desde la última quincena de noviembre, cuando se conoció la oleada de robos a raíz del asalto a la casa de la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Huelva, Manuela Parralo, la Guardia Civil tiene en su manos seis denuncias.

Sin embargo, según las víctimas, son al menos diez casos en las calles Araucaria (1), Abedul (1), Ostria (3), Baobad (2), Haya (1), El Almendro (1) y otros objetivos en la que se conoce como zona rústica (más de un caso según los vecinos).

La red, que utiliza a sus miembros para seguir a las víctimas, actúa siguiendo los mismos parámetros en sus correrías y parece tratarse de un grupo preparado con medios para desactivar alarmas y buscar objetos de valor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios