Las obras en la avenida de Castilla se paralizarán en Semana Santa

  • La actuación, que cuenta con un presupuesto de 3 millones de euros y que terminarán en 2009, contempla la renovación de todo el firme de la calzada

La avenida de Castilla de La Antilla está siendo sometida a un intenso proceso de reforma y rehabilitación integral. Unas obras que comenzaron el pasado mes de octubre y está previsto que en Semana Santa paren hasta después del verano. Esta situación preocupa e interesa sobre todo a los usuarios y a los comerciantes de la arteria principal de este núcleo urbano que es el centro comercial y hostelero por excelencia de la playa lepera.

Las obras, cuyo presupuesto ronda los 3 millones de euros, consisten principalmente en la instalación de nuevas infraestructuras y nuevo firme a lo largo de toda su longitud, un diseño bastante funcional y homogéneo que le dará un aire de modernidad a la zona. Para ello se ha contemplado un pavimento de colores que en algunas zonas puede simular un tapizado multicolor.

En la zona está previsto que se alterne la circulación de vehículos durante el invierno con el uso peatonal exclusivo durante el verano. Las obras han sido adjudicadas a la empresa 'Todoriego', la cual tiene que terminar estas obras en un plazo que supera el año. Por eso se da la circunstancia que para este verano que viene estas actuaciones se paralizarán dejando la zona en condiciones de ser transitada y ocupada por los comerciantes y usuarios y luego, cuando llegue septiembre, se procederá a terminar la parte estética y de pavimento de la avenida.

El responsable de Urbanismo del Ayuntamiento de Lepe, Francisco Acevedo, afirma que la remodelación de la principal calle de La Antilla va a muy buen ritmo e incluso adelantadas al calendario previsto. Según Acevedo, éstas están totalmente listas en cuanto a obras del subsuelo incluyendo canalizaciones subterráneas y tuberías de desagüe y abastecimiento.

Las estimaciones del Ayuntamiento de Lepe son que para el próximo viernes, día 14 de marzo, quede limpia toda la zona y que todos los registros y alcantarillas estén listos. Según Acevedo, todo va a quedar como en un principio se había previsto, terminada toda la obra del subsuelo y canalizaciones y cuando pase el verano, se realizarán todas las obras de carácter estético y de detalles.

Durante la Semana Santa, la avenida lucirá un "pavimento" a base de hormigón que será limpiado de todo tipo de enseres, casetas de obras y vallas que en la actualidad jalonan la avenida. Se cumplirá así el compromiso de la constructora y el Ayuntamiento con los vecinos y comerciantes de la zona.

En estas obras se han duplicado las infraestructuras de desagües de aguas pluviales y fecales. Se han mantenido las conducciones existentes y se han añadido otras nuevas con lo que se aumenta y duplica la capacidad de desagüe al doble. Estas infraestructuras hidráulicas van a contar también con el refuerzo que supondrá la construcción de nuevas estaciones de bombeo. Para el año que viene está prevista la puesta en marcha de otra unidad cuyas obras permitirán que los bombeos de aguas desde la avenida se realicen desde varios sitios para mejorar la evacuación de las aguas. Además se han instalado de nuevo todos los cableados de electricidad y telefonía. Sin duda lo que vendrá después del verano será lo más sencillo puesto que lo que está construido ha sido lo más complejo. Se colocará entonces el nuevo suelo y pavimento.

Las estimaciones que barajaba el Ayuntamiento tenían en cuenta que podrían estar totalmente terminadas para el mes de junio de 2009 y ahora están contemplando que se puedan dar por terminadas en marzo del próximo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios