La apicultura se recupera tras años de escasa producción

  • Sin embargo, los precios continúan registrando índices muy bajos, según la organización agraria Coag

El principal reto de los productores de miel andaluces para 2008 es conseguir la 'Denominación de Origen Miel de Sierra Morena", considerada vital "para dar un valor añadido a este producto que lo diferencie y revalorice frente al resto de producciones'.

La organización agraria Coag ha hecho balance del trabajo de la apicultura en 2007, que concluye que "fue un buen año en cuanto a la producción, ya que se han recuperado unos niveles productivos normales después de varios años con malos resultados".

No obstante, los precios siguieron registrando índices muy bajos, según la organización agraria, que recuerda que entre las cuestiones negativas se mantienen las importaciones de miel de terceros países que amenazan a los productores andaluces y la incidencia del síndrome de despoblamiento de colmenas.

Este despoblamiento fue uno de los principales puntos de debate en la principal feria del sector "Expomiel", celebrada en Córdoba el pasado noviembre, que analizó el síndrome de despoblamiento de las colmenas, como una de las patologías que afectan a las abejas, así como la bajada del precio de la miel.

El descenso en los precios es consecuencia de la entrada en el mercado español de productos de terceros países no comunitarios como China o Argentina, según Coag.

De otro lado, el pasado 28 de diciembre concluyó el plazo para acogerse a la nueva convocatoria de ayudas agroambientales incluidas en el Programa de Desarrollo Rural Andaluz 2007-2013, que concede la Consejería de Agricultura y Pesca, dirigidas a la apicultura para la conservación de la biodiversidad y prima adicional ecológica, razas autóctonas puras en peligro de extinción, agricultura ecológica y ganadería ecológica. En cuanto a las ayudas a la apicultura, sólo se subvencionarán las colmenas perfectamente identificadas y registradas en el Sistema Integrado de Gestión Ganadera.

En cuanto los que respecta al sector de las frutas y hortalizas, la organización agraria destaca que la reforma de la OCM afectará a la provincia de Huelva, ya que introduce un periodo transitorio para los cítricos, durante el cual las ayudas estarán vinculadas a la producción, una cuestión que Coag considera positiva, aunque "no es más que la antesala hacia el desacoplamiento, en el que las ayudas serán totalmente otorgadas por superficie y el 100% independientes de la cosecha.

Por último, sobre la ganadería la coordinadora indica que el pasado año fue crítico para el sector, que se ha sumido en la peor situación de los últimos veinte años, marcada por la bajada generalizada de los precios de los productos ganaderos, la escalada de los precios de los piensos, las exportaciones de terceros países y la enfermedad de la 'lengua azul'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios