La Vía Rápida sólo usa 5 kilómetros del actual trazado de la Sevilla-Lisboa

  • La Plataforma reclama que no se ejecute la alternativa norte de la Nacional 433 por su grave impacto ambiental · Los vecinos mantienen el pulso y anuncian que llevarán el caso a Madrid y Europa El delegado de Medio Ambiente pide "tranquilidad y sosiego" a los vecinos

Comentarios 16

El 2009 será recordado en la comarca serrana como el año en el que la Sierra se vio obligada a unirse para luchar por objetivos comunes. El año donde los vecinos del norte onubense y amantes del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche se movilizaron en la calle de forma multitudinaria contra un proyecto conocido popularmente como la Vía Rápida. Una nueva carretera, casi autovía, de doble sentido desde la Venta del Alto en la provincia de Sevilla hasta Rosal de la Frontera en paralelo a la N -433 que sólo reutilizará 5 kilómetros antiguos de los 116 del nuevo recorrido total. La Plataforma espera que el Gobierno de Zapatero deseche el trazado norte de la N-433 ante los graves daños que causaría a una comarca que es Reserva de la Biosfera.

Los ciudadanos han demostrado desde que se dio a conocer el estudio informativo del Ministerio de Fomento para el acondicionamiento de la N- 433 su rechazo a un proyecto que, según aseguran las organizaciones vecinales, Plataformas, ecologistas y partidos políticos como PP, IU y sectores independientes, causaría un daño irrecuperable a la fauna y flora de un parque natural declarado por la Unesco como Reserva de la Biosfera y una zona repleta de lugares de interés comunitario y de especial protección europea.

Todo ello en pocos meses plagados de actividades, movilizaciones, recogida de firmas, estudio de un proyecto complicado en cuanto a su amplio contenido y terminología específica, y presentación de muchas alegaciones en gran parte de los propios ayuntamientos de pueblos afectados por el paso de la Vía Rápida, como Aracena, Cortegana o Aroche.

Hoy, el sentimiento de las tres plataformas creadas al efecto es esperar a que el Ministerio de Fomento conteste a la presentación de alegaciones tanto de las asociaciones como de los propios consistorios.

Incluso en el caso del Ayuntamiento de Aracena se celebró un pleno extraordinario en marzo para el posicionamiento de las fuerzas políticas ante la fuerza de la amplia respuesta social plasmada con las alegaciones. En este caso la uniformidad de todo el plenario por rechazar la opción norte de Aracena que el estudio indica en primer lugar fue tajante. Aunque fue necesaria la comunicación de otras alternativas por si el proyecto siguiera hacia adelante.

La última novedad ha sido la incorporación de Aroche como la tercera plataforma creada contra la carretera bajo el nombre de Arus, topónimo árabe que denominaba a este pueblo antiguamente. Además siguen en pleno funcionamiento la Garriota, de Aracena, y Corticata, de Cortegana, sumando las tres poblaciones más numerosas de la comarca bajo la Plataforma Serrana contra la Vía Rápida.

El presidente de Corticata, José María Romero, señala que "ninguna persona cuestiona ya que este proyecto sea muy pernicioso, malo para la Sierra" gracias al trabajo de información de las plataformas, sensibilización de los afectados junto a la población en general. Ahora mismo tienen planteado elaborar una iniciativa común para presentarla en Huelva. En este escrito se recogerá el impacto que la Vía Rápida tendrá en el Parque Natural tras una serie de contactos se pretende contar con la firma de los presidentes de colectivos como Asaja, COAG, la Sociedad de Cazadores de Huelva, y la asociación de carniceros y productores de derivados del cerdo.

Entre las pretensiones está formalizar aún más una lucha acogiendo a colectivos vinculados por su acción en la Sierra y así presentarlo a la consejera de Medio Ambiente, la onubense Cinta Castillo, quien ya "ha rechazado dos entrevistas para hacerles llegar nuestro parecer ante el proyecto" como ha reconocido José María Romero.

Desde la plataforma de Aracena, su presidente, Miguel López señala que "estamos a la expectativa del estudio de las alegaciones por parte del Gobierno central y teniendo en cuenta su respuesta plantearemos una agenda de actividades" con la confianza de que la opción norte no sea tenida en cuenta y se estudien otras posibilidades de la nueva carretera porque según el estudio informativo de los 116 kilómetros que cruzarían el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche sólo se respetarían cinco kilómetros del actual trazado.

Desde la plataforma común en la Sierra tienen claro que hay que salir de la comarca y hacer llegar a más gente sus propósitos porque "tras conseguir la movilización de los serranos tenemos que recalar en Madrid y Europa", matizó José María Romero, de Corticata.

En las últimas semanas ha habido buenas noticias en torno a la lucha contra la Vía Rápida. WWF, una de las organizaciones independientes más importantes que luchan desde los años sesenta contra el maltrato a la naturaleza mundial, ha marcado en un mapa las diez peores infraestructuras incluidas o que está prevista su inclusión según declaraciones del ministro del ramo José Blanco en el PEIT (Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte) que todavía no han sido ejecutadas. Como curiosidad desagradable, la Vía Rápida aparece en segundo lugar de las diez grandes amenazas señaladas por WWF.

Y por último y más reciente, el POT (Plan de Ordenación del Territorio de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche) recoge el cambio del proyecto de la Vía Rápida por el impacto medioambiental que supondría para este delicado paraje natural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios