Vecinos y visitantes recelan de la burocracia que acarreará el Plan

  • Para el Ayuntamiento, esta burocracia garantiza que se cumpla la legislación vigente

Los ciudadanos almonteños y residentes en la aldea de El Rocío aplauden la decisión del Ayuntamiento de Almonte de aprobar esta iniciativa con la que se pretende preservar la arquitectura tradicional, al considerar que puede configurarse como una medida muy válida para perpetuar su impronta histórica y su valor cultural.

No obstante, recelan de que, a partir de ahora, cualquier actuación u obras que pretendan ejecutar en sus viviendas se encuentren supeditadas a la realización de una ingente cantidad de trámites burocráticos como paso previo a la iniciación del proyecto. Así las cosas, los almonteños temen que todo "este papeleo" hará que se "eternicen" la concesión de las licencias de obras, amén de tener la obligatoriedad de asesorarse para conocer de primera mano las limitaciones y requisitos que impone la nueva norma.

En este sentido, los ciudadanos piden que la claridad presida este documento en todos sus extremos, de forma que no tengan cabida las ambigüedades que tanto daño hacen a la hora de que, todos por igual, ejecuten una medida de este estilo.

El Ayuntamiento se defiende de estas quejas recalcando que la burocracia es el garante de que se cumplen la legislación vigente y de que se siguen de forma pormenorizada los pasos que determina una institución. Aun así, recuerda la institución local, antes de la entrada en vigor del Plan Especial de Protección del Santuario y aldea de El Rocío, que fue aprobado por el Ayuntamiento en un pleno celebrado el pasado mes de septiembre, que los propietarios que quisieran afrontar la reforma o construcción de una segunda planta en sus inmuebles tenían que solicitar una licencia especial que necesitaba contar con el visto bueno de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, lo que alargaba sobre manera el proceso.

Con la entrada en vigor de dicho plan, apuntan que este trámite ya no será necesario y dará agilidad a la concesión de una licencia.

No obstante, desde el Ayuntamiento se asegura que se valorará la puesta en marcha de este plan y los efectos, tanto los positivos como los negativos que pueda tener su implantación, para que este plan especial se ajuste, tanto a las tareas de conservación que mantengan la esencia de la aldea, como a las necesidades propias de los ciudadanos, en definitiva los grandes beneficiarios de esta medida, por lo que la administración local recalca que el documento está abierto a modificaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios