Trabajadores de Emed y parados apoyan el encierro

  • Convocan una concentración para mañana a las puertas del Ayuntamiento

Comentarios 8

Una decena de trabajadores de Emed Tartessus y otros tantos desempleados que forman parte de la Plataforma de Acción Minera improvisaron ayer a las puertas de la empresa que pretende la apertura de la histórica mina de Riotinto un campamento de apoyo a los cuatro mineros encerrados en Corta Atalaya, cuya intención es mantener de forma indefinida mientras se mantengan firmes sus compañeros.

El objetivo que persiguen es el mismo: obtener de la Junta de Andalucía un compromiso firme y serio para que transmita a la empresa interesada en reactivar la explotación los derechos mineros necesarios para seguir desarrollando el proyecto. Al igual que sus compañeros encerrados en la emblemática corta, ellos también creen que la Administración regional ya no tiene excusas para otorgar esos derechos.

La primera medida de acción surgida ayer en la improvisada asamblea mantenida entre los trabajadores de Emed y los desempleados de la zona, que persiguen un futuro empleo en la empresa, fue la de convocar a todos los vecinos interesados de la Cuenca Minera a una concentración que tendrá lugar mañana jueves a las 18:00 horas a las puertas del Ayuntamiento de Minas de Riotinto.

Antes, concretamente esta tarde a partir de las 17:00 horas, se reunirán en la sede de la Mancomunidad Cuenca Minera los integrantes de la Plataforma por la Apertura de la Mina de la que forman parte alcaldes, representantes sindicales y empresarios de los distintos municipios que integran la comarca. En la sesión extraordinaria se analizará la nueva situación creada a raíz de las nuevas medidas reivindicativas puestas en marcha por los trabajadores de Emed.

Mientras, en el piso 10 de Corta Atalaya, concretamente en el interior de una casucha de madera que simula una boca-mina construida en 2007 para el rodaje de la película, El Corazón de la Tierra permanecen encerrados los cuatro mineros que también se encerraron hace un año a más de 200 metros de profundidad en un túnel abandonado del Pozo Alfredo: José Antonio Angera (presidente del comité de empresa), Hermenegildo Araujo, José Carlos Sevilla y Jaime García.

Tras un par de frías noches, Angera se mantiene firme en su postura de no moverse del símbolo por excelencia de la Cuenca Minera hasta no obtener un compromiso serio por parte de la Junta de Andalucía para transmitir los derechos mineros a Emed. "Es lo único que exigimos. No pedimos más. Estamos cansados de tantas promesas y lo que queremos es ver a esta mina dar trabajo a tanto parado como hay en esta tierra", dijo el sindicalista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios