La ermita de Nuestra Señora del Valle, declarada Bien de Interés Cultural

  • El Consejo de Gobierno le otorga al templo la catalogación de Monumento

Comentarios 1

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía acordó ayer declarar Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, la Ermita de Nuestra Señora del Valle en la Palma del Condado, destacado ejemplo de la arquitectura gótico-mudéjar con singulares elementos del arte almohade.

Ubicada en pleno casco histórico y construida entre los siglos XV y XVI, se trata de una edificación de planta basilical, con tres naves separadas por arquerías apuntadas sobre pilares cruciformes. Su fachada principal, a los pies de la nave central, presenta una entrada gótico-mudéjar de vano ojival con tres arquivoltas, un rosetón con vidrieras modernas y una espadaña de tres arcos rematados por frontones triangulares.

La portada lateral de la nave del Evangelio, también con arcos ojivales, fue reformada durante el siglo XVIII y posteriormente en 1923, fecha en que perdió la espadaña barroca y el almenado de merlones escalonados mudéjares que recorría todo el muro.

Anexa a esta fachada lateral se encuentra la capilla mayor, inspirada en las estancias con cúpulas (qubbas) del arte almohade. Tiene planta cuadrada y está cubierta por una bóveda ochavada con decoración geométrica de sebka. El torreón almenado de la capilla mayor da al templo un peculiar aspecto de fortificación.

En el interior se conservan pinturas murales de episodios bíblicos, descubiertas durante unas obras en 1980 tras permanecer ocultas bajo capas de encalado. Estas imágenes son de estilo gótico y están datadas en torno al siglo XVI.

La catalogación de la Ermita de Nuestra Señora del Valle como monumento incluye nueve pinturas y dos esculturas. Entre ellas, destacan la talla del Cristo de la Veracruz, del siglo XV; la imagen del Niño Jesús Pasionista, obra de Lorenzo Ramírez (siglo XVIII) y el lienzo 'Santa Ana maestra con la Virgen Niña', anónimo del XVII.

Finalmente, el decreto de declaración también establece una zona de protección en torno al monumento, que afecta a espacios públicos y privados de las calles Real, Padre Luis Gordillo, Carlos Morales e Ignacio de Cepeda y Soldán, así como a las plazas de España, Corazón de Jesús y Nuestro Padre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios