Salud, satisfecha por la sentencia que condena una agresión

  • El fallo establece un año de cárcel para un anciano que dio un manotazo a un médico

La Delegación de Salud de Huelva ha valorado positivamente la sentencia emitida por la Audiencia Provincial de Huelva que condena como delito de atentado contra funcionario público la agresión sufrida por un médico del centro sanitario de Trigueros a manos de un usuario.

La sentencia condena a un hombre de 80 años, a un año de cárcel y una indemnización de 347 euros por agredir, el 21 de enero de 2006, a un médico con el que había discutido por una receta médica en el centro de salud de Trigueros. El anciano rompió las gafas del facultativo de un manotazo. La juez considera al acusado culpable de un delito de atentado a funcionario público y de una falta de lesión.

Los profesionales sanitarios cuentan desde 2005 con un plan de prevención y atención diseñado por la Junta de Andalucía para afrontar y minimizar en lo posible estos episodios de violencia en los hospitales y centros de salud de la comunidad autónoma.

De hecho, el Distrito Sanitario Condado-Campiña, al que está adscrito Trigueros, puso a disposición del médico afectado apoyo jurídico y psicológico, dos de las iniciativas incluidas en este plan, entre las que también destacan el reforzamiento de las medidas de seguridad y protección en los centros sanitarios, la celebración de cursos formativos dirigidos a los profesionales y la creación de un registro de las agresiones sufridas.

Esta resolución judicial responde a la línea de colaboración y trabajo conjunto que mantienen la Consejería de Salud y los responsables del ámbito judicial.

En la actualidad, hay otros tres procesos jurídicos de este tipo en Huelva que ya se están tramitando o instruyendo como delito de atentado contra funcionario público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios