Rociana planea ya movilizarse ante la oleada de robos del último mes

  • Los vecinos admiten "tener miedo" y exigen más seguridad

Comentarios 9

Rociana tiene miedo y está al límite de la paciencia. En el último mes, y aún con mayor intensidad en los primeros días del nuevo año, se viene registrando una oleada de asaltos y robos tanto en negocios como a particulares que, según los mismos vecinos, no tiene precedentes en el pueblo. "Nunca hemos vivido algo así, son demasiados robos y demasiado seguidos", aseguran.

En este tiempo, se contabilizan ya cerca de una decena de atracos o intentos fallidos tras los que pudiera estar (en buena parte de estos) una banda que, al parecer, nada tiene que ver (por el modo de actuar) con el grupo que ha estado operando en La Dehesa Golf (Aljaraque) desde el pasado noviembre. El único punto en común (y quizá tomando como modelo a los asaltantes de chalés de La Dehesa) es la utilización de pasamontañas y guantes por parte de los ladrones que tienen en vilo a Rociana.

Sin embargo, las diferencias son notables. Aquí, los atracadores han llegado a desistir de más de un asalto justo en el momento en el que las alarmas han saltado y han perpetrado robos mientras los dispositivos ponían en alerta al vecindario entero. En ningún momento, los autores no han podido desactivar los sistemas de seguridad, como ha hecho en todos los casos (once asaltos hasta el momento) la profesional banda de La Dehesa.

En cuanto a la nacionalidad de los atracadores, se baraja la posibilidad que actúen de forma conjunta tanto españoles como extranjeros. Testigos de algunos de los robos han confirmado que al menos algunos de los miembros del grupo eran españoles y con claras expresiones andaluzas.

Hasta ahora, en Rociana se conocían los robos cometidos en un salón recreativo y en el estanco de la localidad (el botín fue de unos 23.000 euros), adelantados por Carlos López en este diario en la edición del pasado domingo. Sin embargo, no son los únicos casos. En la zona conocida como Los Portales, han sido asaltadas varias naves, y en el mismo pueblo, en un concesionario de coches y se han producido otros robos o intentos hasta en tres bares, entre ellos en 'Los Arcos', en una calle transversal a la que se ubica en salón recreativo.

Uno de los trabajadores de este establecimiento, Antonio Padilla, explica que el intento fallido se produjo en la madrugada del 4 de enero por un patio interior.

En este caso, los atracadores rompieron el cristal de una de las puertas y trataron de abrir la reja con un gato para acceder al local. Sin embargo, una alarma situada a pocos metros, justo enfrente de la referida puerta, se activó por los cristales que habían caído al suelo y los asaltantes optaron por huir.

En la madrugada del pasado día 2, un joven recibía una brutal paliza y resultaba herido de arma blanca tanto en el rostro como en el cuerpo a manos de un grupo de encapuchados que lo esperaba en un garaje, propiedad de la familia. Carmen Ramos, la madre del joven, confirmó a este diario que el joven se ausentó del garaje por espacio de una hora aproximadamente y que, a su regreso, se encontró con los encapuchados, que lo dejaron malherido e inconsciente sólo para robar los equipos de sonido de los coches que se encontraban en el garaje.

La mujer asegura que llamó a la Policía Local, tanto al teléfono fijo como al móvil, y que no encontró respuesta. "Los atracadores saben que no hay ninguna una vigilancia y por eso actúan como lo están haciendo", manifiesta.

Precisamente, la situación de inseguridad que se vive en el pueblo y la falta de efectivos (tanto de la Policía Local como de la Guardia Civil) s e ha convertido en la principal preocupación de los vecinos. En cada esquina de las principales calles del pueblo, se escuchan voces reclamando medidas de seguridad. "Estos robos no se acaban aquí, como las administraciones competentes no pongan solución, aquí va a haber una ruina", se lamentan.

A los robos y asaltos por parte del grupo de encapuchados, se suman los constantes robos de vehículos e incluso se ha producido algún asalto adolescentes en plena calle.

En las calles, los mismos vecinos ya hablan de tomar la iniciativa si el Ayuntamiento no pone los medios que hagan falta y no solicita a la Subdelegación del Gobierno un refuerzo de los efectivos que tiene en el municipio. Y la iniciativa a la que se refieren no es otra que la movilización en las calles. "Vamos a tener que manifestarnos para que nos hagan caso y se tomen en serio la seguridad en el pueblo ", repetían ayer los vecinos de Rociana.

Además, apuntaban, a partir de este mes de enero hay que tener en cuenta que la población aumenta notablemente con el inicio de la recogida de la fresa y la llegada al pueblo de temporeros, especialmente extranjeros.

Hasta ahora se ha tratado se silenciar el hecho de que el Instituto Armado no cuente con presencia en el término de Rociana durante la noche para evitar más alarma entre la población. Durante la madrugada, el pueblo es territorio comanche y ladrones y delincuentes disponen de tiempo suficiente para huir después de cualquier robo.

Sin embargo, los contantes asaltos y robos que se están registrando han hecho que la situación se haga insostenible y que los habitantes del municipio hayan dado la alarma de la falta de vigilancia.

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios