Productores de chirla estudian adoptar el modelo de venta gallego

  • Los armadores locales han conocido el sistema durante una visita a la costa gallega

Comentarios 6

Los armadores del puerto de Punta dedicados a la producción de chirla, se reunieron ayer en la Cofradía de Pescadores, para debatir algunas cuestiones relativas a la crisis por la que atraviesa el sector.

El objetivo del encuentro era dar a conocer el modelo de explotación y venta de los productos del mar en algunos puertos de Galicia, hasta donde se desplazaron a principios de marzo una representación de las Cofradías del Golfo de Cádiz compuesta por los patrones mayores de Punta Umbría e Isla Cristina, Antonio Albarracín y Mariano García respectivamente, y el secretario de la Federación de Cofradías, Jorge Campos.

La expedición conoció los mecanismos puestos en práctica en estos puertos gallegos, a través de una organización de interés económico entre las cofradías y con el apoyo de la Xunta de Galicia, que ha logrado revalorizar el precio de los bivalvos en lonja hasta en un 300 por ciento. Se trata de un plan de gestión de explotación de la zona en el que se incluyen todas las modalidades de producción de mariscos, con embarcaciones y a pie, con algunas particularidades con respecto a las prácticas de producción y venta que se llevan a cabo en el caladero andaluz. Lo más destacado del modelo gallego es la regulación de un precio mínimo del producto en lonja y la retirada y vuelta al mar del mismo, en caso de no alcanzar dicha cantidad.

La reunión entre armadores puntaumbrieños se produce cuatro días después de la vuelta a las faenas, tras la parada biológica de dos meses para esta modalidad y con pésimos resultados del valor del kilogramo de chirla en lonja. Los estudios realizados en el Golfo de Cádiz para determinar la rentabilidad de las empresas productoras de chirla, marcan el precio mínimo en 3,80 euros por kilogramo, muy lejos de los 2,70 euros de media aproximadamente que ha alcanzado durante esta primera semana.

Con esta situación, la marinería pretenderá extrapolar el modelo gallego hasta los puertos andaluces, creando una comisión de 10 armadores de los puertos de Punta Umbría, Isla Cristina y Sanlúcar de Barrameda respaldados por el resto, para intentar plasmar en un documento las condiciones de un plan de gestión adecuado para la explotación y venta en el Golfo de Cádiz, que permita sostener la rentabilidad de las empresas.

Así lo ha hecho ver a este diario el patrón mayor de Punta Umbría, Antonio Albarracín que ha manifestado que "este sería el primer ladrillo para construir una nueva etapa para el sector, donde nuestro objetivo es abrir nuevas canales de comercialización. La cooperación con la Dirección de Pesca será vital y en este sentida tenemos las puertas abiertas para la puesta en marcha de un plan de gestión y ordenación de la pesca de chirla en el golfo, como nos comunicó la directora, Elvira Álvarez, en la reunión que mantuvimos con ella el día 25 de este mes".

Albarracín ha comentado que "el puerto de Isla Cristina será el primer puerto que comience a envasar chirla con la marca de calidad de 'Chirla del Golfo de Cádiz' y abrirán sus puertas para que nuestros productos también puedan ser envasados allí, hasta que podamos envasar en Punta Umbría" en la nueva lonja. "Nuestra intención desde la Cofradía es buscar nuevos canales de comercialización para intentar abrir mercado" ha subrayado Albarracín.

Pero estas serán soluciones a largo plazo y mientras tanto los armadores pretenden reunirse nuevamente esta semana con la Dirección de Pesca, para buscar algunas soluciones que puedan permitir la competencia de los productos del Golfo, frente a la entrada masiva de chirla italiana.

Los armadores se mostraron ayer unidos en lo que consideran una "guerra de mercado" frente al producto procedente de Italia que copa nuestros mercados y necesitan sentirse "respaldados" por la administración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios