El PA denuncia la contratación "a dedo" de ex concejales socialistas

  • Según los andalucistas, en seis meses de ejercicio el PSOE ha "premiado con una nómina" a siete compañeros de partido, incluida Rufina Cabrera

Comentarios 1

El Partido Socialista ha sumado a la plantilla municipal a dos de los integrantes que conformaban su presente candidatura, tres antiguos y destacados concejales, una de ellas la que fuera secretaria local del partido, así como varios declarados simpatizantes de la formación de izquierdas. Así, al menos, lo denuncia el Partido Andalucista, quien critica que, en tan sólo seis meses que llevan ejerciendo el PSOE en el municipio, haya "premiado con una nómina a siete compañeros de partido".

Desde el PA se insiste en que existen datos realmente flagrantes como el hecho de que la secretaria general del partido en la localidad, Rufina Cabrera, sea contratada como jefa de limpieza mediante un "ostracismo" total en las labores de selección, dado que no medió ningún concurso público y no se fijaron previamente los pertinentes criterios de contratación.

En este sentido, los andalucistas insisten que este tipo de acciones atentan contra la igualdad de oportunidades, quebrando la confianza de la ciudadanía en las instituciones, al comprobar como sus gobernantes utilizan las herramientas que le brinda el poder para beneficiar "a quienes comulgan con sus ideas y trabajaron para auparlos al poder".

Por todo ello, el PA tacha al PSOE de entender la gestión municipal como "una empresa heredada de sus abuelos" para "repartir el trabajo entre sus afines".

El portavoz del grupo, Wenceslao Muñoz, ha lamentado que en todas estas decisiones no mediara un sistema transparente que determine la categoría y valía profesional de estos seleccionados. No obstante y, a pesar de estas palabras, el edil se apresura a precisar que no pone en duda la capacidad de los trabajadores, sino los métodos de selección de personal; "realizados a dedo" y vulnerando los preceptos que rige la constitución española.

La concejala de Personal, Fátima Muñoz, ha descartado tales acusaciones aseverando que todas las contrataciones han seguido un criterio coherente, por lo que tacha de falsas las acusaciones vertidas desde la oposición. La edil defiende a capa y espada cada una de las incorporaciones de la plantilla municipal, sosteniendo que alguna de ellas se realizaron mediante el Plan de Empleo Rural que realiza de forma directa la Administración autonómica y en las que para nada interviene la institución municipal.

No obstante, matiza que determinadas incorporaciones se han realizado para "hacer justicia". Es el caso, enfatiza la edil, de la secretaria del alcalde y el hermano del que fuese concejal de urbanismo en la anterior etapa de mandato socialista. Despidos ambos ejecutados durante la etapa andalucista y que la justicia falló como improcedentes. A este respecto, la representante socialista asegura que "teníamos claro que de volver alzarnos con el poder los contrataríamos".

Con respecto al resto de incorporaciones la edil declara que en el caso de Rufina Cabrera y María Luisa Rivera fueron "seleccionadas de la bolsa de empleo del Ayuntamiento, teniendo en consideración que eran mujeres con cargas familiares". Por último, indica Muñoz, para la guardería municipal y como conserje del estadio de fútbol se optó por consolación Cabrera y Agustín Orihuela, éste último anterior concejal socialista, por "encajar en el perfil buscado".

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios