Mueren dos de los cachorros de lince nacidos en cautividad en El Acebuche

  • Los responsables del proyecto achacan los fallecimientos a causas naturales

Comentarios 3

Las malas noticias tiñeron ayer parte del proyecto de cría en cautividad del lince ibérico, tras el reciente nacimiento de cinco crías de este felino tan amenazado. Después de que uno de los cachorros naciera muerto, son ya dos los fallecidos después de que en la madrugada falleciera otro de ellos en el Centro de Cría en Cautividad del Acebuche. Aún así, los responsables del proyecto defienden su éxito al considerar las muertes como "inevitables", mientras los ecologistas aseguran que si no se recuperan los hábitats de los felinos, su cría será "un fracaso".

Uno de los tres cachorros que dio a luz Saliega, una de las hembras del Programa de Conservación Ex-Situ del Lince Ibérico, fue el que murió en la madrugada del domingo al lunes, después de que su madre le apartara tras el parto y mantuviera en la paridera "pero sin hacerle caso".

Este fallecimiento se suma así al de uno de los dos cachorros de Brisa, la primera hembra que a su vez nació bajo este programa de cría en cautividad en 2005, que el pasado sábado nació muerto. De esta forma, las esperanzas se centran en los tres que siguen con vida aunque sus condiciones no son demasiado favorables ya que la otra cría que dio a luz Brisa se encuentra en estado "delicado" después de sufrir el rechazo de su madre.

De hecho, esta segunda cría nació ocho horas después que la primera y no recibió ninguna atención ni acicalamiento por parte de la madre, por lo que el equipo de El Acebuche procedió a recuperarlo y reanimarlo puesto que presentaba síntomas de hipotermia y problemas respiratorios.

Por su parte, el director de la Estación Biológica de Doñana (EBD), Fernando Hiraldo, aseguró que los recientes fallecimientos de los dos cachorros de lince nacidos dentro del Programa de Conservación Ex-Situ del Lince Ibérico eran "inevitables", al tiempo que calificó los resultados de dicho programa como "magníficos". Hiraldo aseveró que el Programa de Conservación Ex-Situ del Lince Ibérico, dirigido por la científica Astrid Vargas, es "de lo mejor que se ha hecho en conservación de la naturaleza en los últimos años en España". Si bien, insistió en que éste "no será suficiente, si no va acompañado por el mantenimiento de los hábitats del lince".

Asimismo, achacó la reciente muerte de uno de los cachorros de lince a que su madre, la lince Brisa, fuera primeriza. "Estos problemas los tienen todos los animales", apuntó Hiraldo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios