La Junta recuperará los alcornoques que integran la 'Pajarera' de Doñana

  • El proyecto, que cuenta con un presupuesto de un millón de euros, tiene como objetivo proteger unos 70 ejemplares, entre los que se encuentran viejos y valiosos ejemplares del Espacio Natural

La Consejería de Medio Ambiente ha iniciado los trabajos de recuperación de los alcornoques que conforman la conocida como 'Pajarera' de Doñana en los que se invertirán un millón de euros durante los próximos dos años.

En la 'Pajarera', la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, ha destacado que se trata del primer trabajo integral para recuperar una zona que está en el origen histórico de la protección del parque frente a los planes de desecación de la marisma en los años 50.

Coves ha precisado que se trata de un proyecto que pretende "la recuperación de una imagen mítica de Doñana', la de los alcornoques que con el paso del tiempo, por la acción de las heces de los pájaros y los insectos, de carácter ácido, se han ido secando hasta la muerte en algunos casos".

Según ha precisado, cuenta con dos aspectos destacados, los ejemplares de alcornoques que se trasladarán hasta esta zona procederán del interior de Doñana y se llevará a cabo un riego a presión por goteo para acelerar el crecimiento de los árboles.

Concretamente, el proyecto permitirá salvar algunos de los 70 ejemplares de alcornoques más viejos y valiosos que se localizan en este entorno.

Para ello, se colocarán vallados de exclusión en unas 55 hectáreas, pues todos los frutos -bellotas- de estos árboles eran comidos por la fauna sin posibilidad alguna de germinación, posibilitando con ello, además, la regeneración espontánea.

Asimismo, se prevé regenerar la vegetación existente, desde las plantas herbáceas anuales a la germinación de alcornoques, pasando por acebuche, lentisco, mirto o labiérgano.

Las actuaciones prevén también la plantación en unas 16 hectáreas de la contigua zona de sotos de 20.000 estaquillas de sauces, álamos, fresnos y olmos procedentes de los viveros forestales de la Junta de Andalucía, estando previsto que los resultados de este proyecto puedan ser visibles en unos 30 o 40 años.

Los trabajos de este proyecto permitirán también combatir los daños que producen otras especies como los insectos y los hongos.

La consejera de Medio ambiente ha recordado que fue en este lugar donde Bernis y Valverde elaboraron, en 1952, el primer censo de aves, ubicada entonces en la zona de La Algaida, lo que supuso el primer aviso a la comunidad científica internacional de la extraordinaria valía mundial del espacio natural de Doñana.

Según Coves, fue la presión de estos científicos la que logró parar la desecación de la marisma y convencer a muchos para que aportaran el dinero que permitiese la compra del primer suelo de Doñana para fines científicos y conservacionistas y en el cual se asienta ahora la Pajarera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios