La Junta advierte que el "conflicto" no ayuda al Proyecto Río Tinto

  • La delegada de Innovación pide "lealtad" a las empresas mineras interesadas en Huelva

Comentarios 5

Si a estas alturas alguien lo dudaba, la delegada de Innovación de la Junta de Andalucía, María José Asensio, dejó ayer claro que los tiempos han cambiado, también para decir sí o no a los proyectos mineros presentados ante su departamento. No es cuestión de prisas o necesidad sino de cumplir escrupulosamente con la legalidad vigente. El "conflicto", subrayó, no hace bien a Riotinto.

No quiso espantar inversores la delegada, reconoció que sobre la mesa hay proyectos reales: Emed, Ormonde, Petaquilla y Matsa en Sotiel, pero a ninguno se le ha apoyado más que a otros, vino a decir. Además de estos proyectos hay otros treinta destinados a investigación.

Según María José Asensio, "esta delegación es la envidia del resto de delegaciones en Andalucía, precisamente por la proliferación de proyectos mineros. Ojalá tuviéramos el mismo problema en otros sectores".

La delegada volvió a insistir en el compromiso claro de la Junta con la apertura de las minas, por dos motivos. El primero, dijo, es que la Administración tiene la obligación de movilizar todos los recursos económicos posibles y de paso facilitar la inversión a la iniciativa privada.

A partir de ahí la delegada onubense comenzó a endurecer su mensaje ante un foro formado por empresarios, inversores mineros y posibles contratistas del sector. A ellos se dirigió para decirles que "vivimos acostumbrados a soportar un negocio minero, hasta ahora, basado en la contaminación y en las subvenciones. No es solo eso, la minería se puede hacer de otra manera y las empresas deben ser conscientes de ello. Esa es la razón prioritaria para la Junta de Andalucía". María José Asensio recordó las obligaciones que "nos impone la normativa minera actual".

Sobre el Proyecto Río Tinto dijo que era el más transparente que ha conocido y sugirió no entender cómo si hay varias empresas punteras interesadas en invertir en Huelva no hay "ebullición social y económica", tal y como ocurre en otras zonas cuando se otea en el horizonte una inversión de este calibre. Suben alquileres, hay preguntas a los ayuntamientos sobre instalación de negocios, aumento de licencias de aperturas... En Riotinto, de momento, no hay nada de esto. Por lo menos eso creen en la Junta.

A juicio de Asensio, "estamos generando un entorno social que no es el más propicio para un proyecto de estas características". "No debemos permitir que la pelea nos aparte del objetivo, que no es otro que abrir la mina", dijo. Y añadió que "la conflictividad en la zona no nos hace ningún bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios