Investigan el incendio del vehículo del concejal de Cultura y Festejos

  • El coche quedó calcinado en la madrugada de ayer en el centro del pueblo

La Guardia Civil está investigando el incendio del vehículo del concejal de Cultura y Festejos del Ayuntamiento de Beas, Sebastián Blanco, que ardió en la madrugada de ayer en una calle céntrica del municipio aunque poco transitada.

Los hechos tuvieron lugar sobre las doce y cuarto de la noche del miércoles al jueves en la calle Santa Engracia, una vía muy próxima a la calle en la que vive el concejal, la calle de Nuestra Señora de los Clarines, y donde habitualmente suele dejar estacionado el vehículo.

Cuando salió el coche ardiendo, fueron los vecinos que viven más próximos a donde sucedió el incidente quienes avisaron al propietario del mismo. Al parecer, fueron las explosiones que produjo la combustión del vehículo lo que alerto a los habitantes de las casas más cercanas. También acudieron el Servicio de Bomberos como la Policía Local y posteriormente se dio cuenta a la Guardia Civil. El vehículo, un Ford Mondeo de hace cuatro años, quedó completamente calcinado.

Ayer el alcalde Juan Elías Beltrán se mostró cauto al hablar del incidente. Explicó que es la Guardia Civil quien lleva el caso y la que está investigando "no podemos decir nada más hasta que concluyan su trabajo y nos informen sobre ha ocurrido".

Sin embargo, el incidente ha puesto en alerta al pueblo. De momento corre el rumor de que sobre la misma hora en la que se desató el incidente, algunos vecinos vieron cómo se alejaban de las proximidades dos individuos encapuchados. Lo cierto es que la calle donde estaba aparcado el vehículo es una trasera que es muy poco transitada tanto por vehículos como por peatones a pesar de estar en el centro del pueblo.

En los últimos días han aparecido en el pueblo panfletos en los que se dirigen fuertes críticas y reproches contra Sebastián Blanco por la organización de las próximas fiestas de carnaval que se van a celebrar en el municipio este fin de semana. La tensión ha salido a la luz porque la fiesta se va a organizar este año en un establecimiento distinto al que el Ayuntamiento venía contratando en años anteriores, una decisión en la que Sebastián Blanco está directamente relacionado por ser concejal de Fiestas.

El local contratado apareció completamente empapelado con dichos panfletos que critican la decisión municipal.

Pero este no ha sido el único incidente. También la contratación del personal de seguridad de las casetas municipales de las pasadas fiestas patronales estuvo rodeada de polémica porque también se introdujo un cambio.

La familia del concejal vive con preocupación la situación en espera de que se aclare todo cuanto antes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios