IU y PP marcan una hoja de ruta para 'desalojar' al PSOE del poder

  • Delegaciones de ambos partidos mantienen un encuentro 'oficial' pero el alcalde, Carlos Sánchez, que se siente "asqueado" duda que haya moción de censura

Comentarios 4

Izquierda Unida y Partido Popular han dado un primer paso para acercar posturas de cara a un futuro acuerdo de gobierno. Los representantes de ambos partidos se reunían ayer tarde en el Centro Cívico y Social del Bollullos para tener una primera toma de contacto y dilucidar la posibilidad de sentar las bases y una hoja de ruta que pueda derivar en un futuro acuerdo de gobierno.

A la cita acudían entre otros, el portavoz de IU, Francisco Díaz, y el edil Julio Navarro, mientras que por el PP asistían el portavoz, Francisco Martín y el que fue cabeza de lista en las pasadas elecciones municipales, Manuel Moreno. Al término de la reunión ninguno de los representantes se prestaba a realizar ningún tipo de declaración, ni a desvelar los términos en los que había girado la negociación, si bien supeditaban cualquier movimiento al veredicto último de sus bases, a quien tendrían que trasladar este primer "intercambio de posturas".

Hay que recordar que esta es la primera reunión 'oficial' que se produce entre ambos partidos después de los pasados comicios autonómicos, toda vez que anteriores negociaciones estuvieron vetadas por las acérrimas ataduras que imponía la dirección provincial de IU. Durante el acto de investidura los seis representantes de izquierdas en la cámara local se abstuvieron de presentar candidato, por petición expresa de la dirección provincial, al objeto de permitir gobernar al PSOE, quien obtuvo un concejal más.

Tras este nuevo movimiento el alcalde, Carlos Sánchez, asegura sentirse "sorprendido y a la vez asqueado" de la aptitud demostrada por los representantes de IU. En este sentido subraya que hace dos legislaturas, tras rubricar un pacto de gobierno con los populares, desde la formación de izquierdas "se montaron manifestaciones, tomaron la casa de la cultura e incluso me vi obligado a llevar a mi hijo con escolta al colegio, mientras que ahora ellos negocian por un simple plato de lentejas".

El edil socialista cree que todo se está llevado a cabo con alevosía y "curiosamente después de que Diego Valderas haya obtenido un escaño en el parlamento andaluz". Pero a pesar de estos 'acercamientos', Sánchez duda que en un futuro pueda fructificar una moción de censura, una decisión que calificaría de "torpeza política de primer orden", al entender que ello les llevaría, inexorablemente, a "sufrir un descalabro en las urnas", máxime con los antecedentes ocurrido en el 2001, cuando "sufrí una moción" para ser desbancado de la alcaldía. La medida, asevera el edil, fue fuertemente castigada por los electores, lo que se tradujo "en que en 2003 fuera nuevamente investido como primer edil".

La situación política ha vivido en estos últimos diez meses en una constante incertidumbre en la que los grupos políticos se han visto atenazados por las directrices marcadas desde las direcciones provinciales de los partidos, los cuales han querido influir, o al menos vetar, determinados acuerdos que permitiesen brindar una estabilidad institucional a una gestión hasta ahora en precario. El PP se postula como el único partido que desde un primer momento no ha jugado a las cábalas políticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios