Emed inicia los sondeos para conocer el estado de las presas de estériles

  • La compañía implanta nuevas tecnologías y sistemas informáticos mineros

Comentarios 2

La consultora de ingeniería Eptisa, constructora original de las presas de estériles de Minas de Riotinto, ha iniciado los trabajos de perforación de los muros de éstas para confirmar su estabilidad.

Los trabajos consisten en la obtención de testigos y su análisis para determinar el estado de conservación de los depósitos para garantizar la seguridad de las personas y el medio ambiente de la zona. Desde su llegada hace dos años Emed Tartessus se encarga del mantenimiento de estas instalaciones.

La filial española de Emed Mining que trabaja en la reapertura de las minas de Riotinto basa su proyecto en un aprovechamiento óptimo, apropiado a la configuración natural del yacimiento, y en la aplicación de nuevas tecnologías.

Según fuentes de la compañía, las instalaciones son "fiables y seguras" y la planta de tratamiento, sistema de concentrado y deposición de estériles son las adecuadas a este tipo de yacimiento según los informes emitidos por todos los expertos.

De hecho, este sistema de explotación es similar al utilizado en prácticamente la totalidad de las minas que albergan yacimientos de características análogas a éste de Riotinto.

Si a estos factores, se suma la implantación de nuevas tecnologías y sistemas informáticos, desde la empresa concluyen en que el proyecto de Riotinto "significará una transición de bajo riesgo hacia un proyecto minero del siglo XXI, al nivel de los mejores proyectos internacionales".

La principal novedad del proyecto es la nueva evaluación de reservas según el código JORC, el de más aceptación a nivel internacional, y con el que se ha conseguido certificar 123 millones de toneladas de mineral de cobre.

En cuanto a la minería, la implantación de software minero de última generación permitirá trabajar con una ley de corte menor, recuperar mucho más del cobre contenido en el yacimiento, reducir la relación estéril/mineral, reducir los costes de minería y alargar la vida de la mina.

Las nuevas tecnologías también se aplicarán en las perforadoras de última generación hidráulicas y a las operaciones de voladura, redundando todo ello en una mejora de la calidad del producto y el incremento del valor añadido a la operación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios