La Diputación aprueba un presupuesto de 143 millones para 2008

  • El pleno de la institución provincial no ha aprobado la enmienda a la totalidad de PP ni ninguna de las 15 presentadas por el grupo provincial de IU para aumentar las partidas en nueve millones de euros

La Diputación de Huelva aprobó hoy en pleno extraordinario un presupuesto de más de 143 millones de euros para el próximo ejercicio de 2008 sin aprobar la enmienda a la totalidad de PP ni ninguna de las 15 presentadas por el grupo provincial de IU para aumentar las partidas en nueve millones de euros.

En declaraciones a los periodistas, el diputado del área de Administración General, Francisco Orta, destacó que el presupuesto "es realista y hecho con los pies" y resaltó que "trata de cumplir con el doble objetivo de dotar de suficientes recursos a la institución provincial y de ayudar a los ayuntamientos en la prestación de servicios a los ciudadanos".

También incidió en que serán unas cuentas "inversoras", con más de 31 millones para este apartado, y con unos 40 millones destinados a políticas sociales, con lo que concluyó que serán unos presupuestos "dirigidos a la conservación del medio ambiente y que tratarán de incidir positivamente en el cambio climático y, en general, en el salto de modernidad de la provincia que la Diputación desea".

Por su parte, el diputado del PP, Francisco Risquel, justificó la enmienda a la totalidad presentada por su grupo asegurando que "Huelva se merece los mejores presupuestos y éstos no hay por dónde cogerlos, ya que dan la espalda a la realidad social y económica de la provincia, no favorece a los sectores más necesitados (inmigrantes, mujeres y jóvenes) y no genera cohesión territorial, que significa hablar de igualdad de oportunidades.

En este sentido, lamentó que, mientras la Diputación gastará en 2008 un total de 620.000 euros en teléfono, "hay municipios de la provincia como Campofrío o Hinojales en los que no es posible establecer una conexión a Internet y, además, no hay señal de telefonía móvil".

Igualmente, consideró que los presupuestos están hechos "a prisa y corriendo, con un copia y pega de los de 2007, sin atender a las necesidades de la provincia y sin generar un debate amplio en la sociedad, ya que se aprueban en apenas 15 días por el PSOE les ha querido dar carpetazo". 

Crisis financiera

Además, vaticinó que 2008 "va a ser el año de la crisis financiera de la Diputación porque hay más deuda que presupuestos y queda muy poco dinero para poder invertir en beneficio de los ciudadanos", sobre lo que detalló que, durante el próximo año, "se pagarán 49.000 euros diarios a las entidades financieras para saldar la macrodeuda de la Diputación", con lo que avanzó que se dará una situación de "parálisis institucional".

Por su parte, el portavoz provincial de IU, Rafael Sánchez Rufo, defendió que los presupuestos "carecen de una fundamentación política, ya que sólo recogen una memoria de la Presidencia que explica en grandes cifras las partidas, pero sin exponer las líneas estratégicas y los objetivos principales del Equipo de Gobierno".

A su juicio, es un presupuesto "de copiar y pegar sobre el de 2007", en el que "se renuncia a que sea una herramienta fundamental para avanzar en cohesión social y territorial", calificando como "insuficiente" la partida de 3,9 millones de euros para la mejora de una red de carreteras compuesta por más de 800 kilómetros.

De la misma forma, consideró que las partidas "renuncian a avanzar en políticas sociales" y lamentó que, "un compromiso del PSOE como son las energías renovables y la lucha contra el cambio climático, sólo percibirán 200.000 euros, casi nada en comparación a lo que destinan otras diputaciones".

Sánchez Rufo concluyó indicando que "no se pueden abordar unos presupuestos desde una perspectiva de necesidad de recorte de los gastos y de reducir el endeudamiento, sino que hay que plantear aspectos claves como las exigencias al Gobierno y a la Junta de avanzar en un proceso de financiación de las comunidades autónomas, porque, si se opta por la reducción de gastos, se está convirtiendo a la Diputación en una institución muerta que cada vez tiene una estructura más grande, pero no es capaz de desarrollar políticas en el territorio que redunden en una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios