Provincia

Clamor popular en Mazagón contra la "indecente" subida de impuestos

  • La Asociación de Vecinos denuncia que el Ayuntamiento moguereño quiere pagar el déficit a su costa · El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) sube un 40% y la tasa de vehículos hasta un 60%

Comentarios 5

La Asociación de Vecinos de Mazagón (Avema) ultima los preparativos para la manifestación que proyecta realizar mañana jueves para sublevarse contra el abandono que sufre el núcleo costero a la par que dejar constancia de la oposición ciudadana a la "indecente" subida de impuestos proyectada por el Ayuntamiento moguereño.

La subida se circunscribe a dos de los tributos directos que más incidencia tienen en la nutrición de las arcas municipales: el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el de Circulación. Ambos, según denuncia la Asociación vecinal, experimentarán incrementos en los tipos de gravamen de un 40 y un 60%, respectivamente.

El edil moguereño y secretario de Avema, Francisco Martínez, ha subrayado que "los populares quiere saldar el déficit de 20 millones de euros que arrastran sus cuentas con medidas de este calibre". Sin embargo, ello no es óbice para que decenas de calles continúen careciendo de alcantarillado o que arterias principales como las de Santa Clara no haya visto una capa de asfalto ni una manguera en años. Esta dejadez denunciada por el edil se manifiesta "en farolas reventadas, jardines llenos de basura y urbanizaciones sin el más mínimo mantenimiento de sus calles". Todo ello, enfatiza, aderezado por una ausencia total de oferta cultural y de ocio para la ciudadanía, según Avema.

Fiel a este discurso, en su último boletín informativo Avema critica que Mazagón sea un pueblo sometido "al imperio de la incompetencia y la ineptitud de unos lejanos politiquillos de tres al cuarto, sin ninguna visión de futuro de lo que es esta playa y con el único horizonte de vivir el mayor tiempo posible de los buenos sueldos que se autoimpusieron al inicio de la legislatura".

No es de extrañar con estos datos en la mano que desde la Asociación se asegure que la medida ha logrado soliviantar a una población a la que le hierve la sangre cuando comprueba el "abandono" de Mazagón, mientras que en contraprestación sus dirigentes políticos sólo se acuerden de ellos para "cuadrar sus cuentas". Así las cosas la entidad vecinal compara la situación a un "saqueo institucionalizado, como refrenda el hecho de que Moguer recaude anualmente en torno a los nueve millones de euros y, sin embargo, desde el año 2003 sólo haya invertido 720.000 euros en la playa".

Los ciudadanos consultados han repudiado la medida institucional, señalando que a la hora de "crucificarlos" a impuestos la ideología se esfuma y tanto socialistas desde el Gobierno central, como en este caso que nos ocupa los populares desde la institución local, pretenden que los desmanes económicos provocados por su gestión se solventen con cargo al bolsillo del contribuyente.

Con todo, los vecinos lamentan que la delgada línea que separa la dictadura de la democracia sea únicamente el voto, mientras que en Mazagón son rehenes de esta máxima.

La razón, añaden desde Avema, es clara: a una misma inversión, los réditos electorales se dupliquen en el núcleo matriz con respecto al costero, lo que "ha convertido este hecho en un cáncer que sufre la población", reconocen desde Avema.

Por su parte el concejal de Playa, José Antonio Capelo, que fue interpelado ayer por esta Redacción no ha querido hacer declaraciones al respecto.

En cifras, este aumento impositivo se traducirá en que un propietario con un chalet de 225 metros cuadrados de parcela y 130 construidos pase de pagar 450 a 700 euros. Lo que representa algo más que la mitad del sueldo medio de un ciudadano.

Cifras estratosféricas alcanzarán los propietarios de parcelas en urbanizaciones como Pinos del Odiel, donde, según estima Avema, por una parcela de 2.000 metros cuadrados pagarán en este curso fiscal hasta 2.600 euros.

Por otra parte quienes posean un utilitario con una cilindrada cercana a los 1.400 centímetros cúbicos pasarán de abonar entre 45 o 50 euros a 90 o 100 euros.

Con estos cálculos y a groso modo Avema considera que cada familia, entre vivienda y vehículos que posea, tendrá que desembolsar entre 250 y 300 euros más como consecuencia de la medida institucional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios