El Ayuntamiento destinará el próximo año 6,8 millones a un programa de vivienda

  • Los concejales socialistas sacan adelante un presupuesto de 36,7 millones de euros para 2008

El Pleno de Cartaya aprobó ayer, con los votos a favor del grupo socialista, las cuentas municipales para el año 2008. Un presupuesto que en esta ocasión asciende a un total de 36.777.120 euros, lo que supone una subida con respecto al del año pasado de un 9,43%.

Una parte importante, casi 6,8 millones de euros, va destinado a la Empresa Pública del Suelo y la Vivienda, que ejecuta el planeamiento urbanístico y que se encargará de llevar a la práctica el ambicioso programa de viviendas que constituye uno de los pilares fundamentales del próximo ejercicio presupuestario.

En este sentido, el portavoz socialista, Miguel Novoa, destacó que "el equipo de gobierno se compromete a la construcción de 1.000 viviendas de protección oficial para atender las demandas de los ciudadanos para los próximos tres años, un compromiso que tiene su reflejo de forma muy significativa en las cuentas municipales aprobadas".

Por tanto, la vivienda se constituye en uno de los aspectos centrales de un presupuesto que en palabras de Novoa, "apuesta también de manera muy decidida por el cuarto pilar del bienestar, ya que vamos a hacer un gran esfuerzo económico por poner en valor, desarrollar y aplicar la Ley de Dependencia". Novoa destacó el equipamiento del nuevo centro de mayores y dependientes que abrirá sus puertas el próximo año, así como la formación de los profesionales que atenderán a sus usuarios y la ampliación del servicio de ayuda a domicilio".

El Medio ambiente es el tercer elemento fundamental de unos presupuestos que según Novoa también "ponen de relieve nuestra decidida apuesta por la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático con todo un paquete de acciones e inversiones entre las que destacan la apertura de nuevos puntos limpios, la construcción de una pista plurifuncional en el marco de la Agenda Local 21, la puesta en marcha de campañas de educación ambiental escolar, o medidas encaminadas a la reducción del consumo energético, entre otras muchas".

Novoa incidió en que "apostamos por la obtención de CO2 creando nuevas zonas verdes y arboladas con la pretensión de conseguir un equilibrio que nos haga ser un pueblo cero en contaminación, es decir, que generemos CO2 a la atmósfera suficiente para compensar nuestra incidencia en el medio ambiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios