El Ayuntamiento detecta un descenso de acampadas ilegales de inmigrantes

  • Por el momento no hay asentamientos, aunque así algunos irregulares

El Ayuntamiento de Lepe ha detectado este año un considerable descenso del número de personas asentadas en acampadas ilegales en los alrededores del municipio, que a principios de febrero se suelen detectar en varias zonas en coincidencia con el inicio de la campaña fresera. Lepe cuenta con una población de casi 26.000 habitantes, de los que casi el 20% son inmigrantes, una cantidad que aumenta considerablemente en la época de la recogida de la fresa, entre los meses de febrero y junio.

La teniente de alcalde de Bienestar Social del Ayuntamiento, Josefa Cristo, ha explicado que en la actualidad "no existe ningún asentamiento" en el municipio, aunque ha admitido que "puede haber algunas personas, pero ahora mismo no existen poblaciones masivas de personas acampadas en la localidad".

"Todo está muy tranquilo", ha señalado la edil, que sí ha especificado que se están dando algunos problemas con personas de etnia gitana que se han asentado en la ciudad "sobre todo portuguesas y rumanas", y que están causando problemas de inseguridad ciudadana en el extrarradio del municipio. Cristo se ha reafirmado en que ese el único problema derivado de la inmigración, "porque en lo referente a asentamientos de inmigrantes, ahora mismo está todo tranquilo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios