gibraleón

La Audiencia Provincial reabre el caso del cese del exjefe de la Policía

  • La alcaldesa olontense, Lourdes Martín, está acusada de presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y falsedad documental

Lourdes Martín, alcaldesa de Gibraleón. Lourdes Martín, alcaldesa de Gibraleón.

Lourdes Martín, alcaldesa de Gibraleón. / h.i.

El tribunal de la sección primera de la Audiencia Provincial ha estimado el recurso de apelación presentado por José Borrero Pachón contra el auto del Juzgado de Instrucción número 1 de Huelva, que decretaba el archivo de la causa contra la alcaldesa de Gibraleón, Lourdes Martín, por presuntos delitos de prevaricación, tráfico de influencias y falsedad documental con el nombramiento del nueve jefe de la Policía.

En el auto, el tribunal entiende que deben realizarse todavía diligencias de instrucción, de ahí que reabra el caso. En su opinión, existe al menos una que aún debe cumplimentarse para considerar finalizada la instrucción y para que sea llegado el momento de adoptar una u otra decisión, en función de su resultado.

El Tribunal estima el recurso presentado por el representante del denunciantes

Ya en su momento se tomó por el instructor la determinación de considerar la causa compleja y de prorrogar el plazo máximo para la instrucción hasta el mes de marzo del año 2018; sin embargo, mucho antes de que finalizara dicho plazo y sin practicar ninguna otra diligencia intermedia relevante, se archivó la denuncia tras valorar los documentos y las diferentes declaraciones prestadas en su día.

El caso se remonta a 2015 con las diligencias abiertas por el juzgado de instrucción tras la denuncia presentada por el exjefe de la Policía Local, José Ramón Borrero, que fue relevado en el cargo.

La denuncia de Borrero fue presentada por su abogado, Carlos Toscano, después de que éste recibiera una carta en la que se le comunicaba que había cesado de su puesto de jefe de la Policía Local. Los hechos se remontan al mes de julio de 2015 cuando fue convocado por el concejal de Seguridad para requerirle las llaves del despacho y la tarjeta SIM del teléfono móvil, que Borrero entregó, porque había sido destituido.

A mediados del mismo mes, la Alcaldía dictó un decreto en el que consta que se aceptaba la dimisión de Borrero como jefe de la Policía Local y se nombró a Juan Carlos Bonaño como nuevo responsable del cuerpo policial. La fecha de creación del expediente del nombramiento del nuevo jefe se produjo unos días antes de que le comunicaran el cese.

Además, meses antes, la página Facebook de un partido político de la localidad difundió una conversión por whatsapp cuyo contenido se refería a la intención de la alcaldesa de cesar de jefe de la Policía Local. En la denuncia de Borrero consta que en ningún momento él presentó su dimisión y menos que aceptara su cese y sustitución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios