"Unos zapatos altos son la mejor arma de seducción"

Comentarios 1

Hace un par de años que Sara Navarro recibió la peor noticia de su vida: tenía cáncer. Sin embargo, esta zapatera incansable decidió que ninguna enfermedad le impediría seguir pisando fuerte y venció a la enfermedad. Gracias a su coraje, esta valenciana ganó la batalla y sigue vistiendo como nadie a los pies más famosos del país .

-¿Qué tienen unos buenos tacones para convertirse en objeto de deseo?

-Cambian la posición del cuerpo en la mujer, produciendo un movimiento al caminar que potencia el giro de la cadera. Ese es el motivo principal, unido al alargamiento de la pierna y una postura provocativa del pie.

Los zapatos altos tienen una parte de objetofetiche que los convierte en la mejor arma de seducción.

-Carrie Bradshaw, el personaje de Sexo en Nueva York, se ha convertido en la gran embajadora de Manolo Blahnik. ¿Qué famosas serian las suyas?

-José Toledo, Carla Royo y cualquier mujer dotada con una elegancia propia. No me importaría nada haber vestido los pies de Carolina de Mónaco, Nicole Kidman, Audrey Hepburn y Mia Farrow en el Gran Gatsby.

-¿Hasta dónde han llegado las huellas de los zapatos de Sara Navarro?

-A las pasarelas de París y Londres, también han pisado fuerte las alfombras rojas de Hollywood en los pies de actrices como Pamela Anderson y Daryl Hannah. Más de 35 países se han rendido a sus encantos, desde la isla Reunión hasta Dakar en Senegal, pasando por Hong Kong y Gwan.

-¿Cómo se le ocurrió crear un Museo del Calzado?

-Toda aproximación a la cultura es siempre positiva y conservar nuestro patrimonio, también. Cuando tenía 16 años, mi padre decidió guardar los modelos más emblemáticos de los que mi abuelo realizaba cada temporada y, con el tiempo, esa idea se convirtió en el primer Museo del Calzado de España, que perteneces a mi familia y ocupa 5 salas de nuestra fábrica en Elda.

-Usted que proviene de una "estirpe zapatera", ¿diría que lo suyo fue herencia o vocación?

-Ambas cosas. Por una parte, la tradición familiar y el haber vivido en el ambiente empresarial me influyó mucho, porque cuando ves algo desde niña, lo conoces de modo intuitivo. Pero también es verdad que mi afición por el arte me inclinó hacia un trabajo creativo.

-Dicen que una mujer no encuentra su camino hasta que no descubre un par de zapatos perfectos. ¿Piensa que es cierto? ¿Cuáles serían los suyos?

-Digamos que una no camina pisando fuerte mientras no se identifique con los zapatos que lleva puestos. El calzado actúa como una fuerza psicológica que aumenta la seguridad en ti misma. Mis zapatos fetiche son unas botas con tacón alto en charol negro o blanco, unas sandalias de tiras cruzadas en plata u oro y unos zapatos de punta cuadrada, hechos en charol cereza y con el tacón bajo, cuadrado.

-Cuando usted se calza... ¿Qué prefiere: buscar la comodidad o sumar centímetros imposibles?

-Solo uso tacones por la noche y para actos en los que no debo caminar mucho. El resto del día soy una adicta a la comodidad y no suelo llevar más de 3 centímetros de tacón, con puntas anchas, redondeadas y fabricados con materiales suaves.

-¿Nunca ha tenido un par inolvidable?

-Unos zapatos de charol rojo, con muchas correas estrechas y hebillas, así como unas sandalias planas de tiras romanas en piel rosa. Nunca olvido estos dos modelos. Me hicieron muy feliz en mi adolescencia.

-¿Qué le falta a la industria española para adquirir la fama que ostenta el calzado italiano?

-Marketing, promoción, pero sobre todo que nosotros creamos en nuestras capacidades y tengamos deseos de consumir nuestros propios productos. El calzado nacional merece ser apreciado como hacen fuera de España, porque tienen originalidad y calidad artesanal.

-Imagine que tengo que salir de compras esta misma tarde con usted en busca de lo último para mis pies. ¿Qué me recomendaría?

-Zapatos con tacón grueso y plataforma al estilo de los años 40, con el dedo delantero descubierto. También van volviendo las puntas cuadradas y los tacones gruesos y anchos, así como las bailarinas planas, las botas de mosquetero y los efectos metálicos. Ya ves, tienes varias opciones donde elegir. (Risas).

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios