Las últimas navidades del Carmen

  • Comerciantes y usuarios han vivido estos días entre la nostalgia y la expectación ante el cambiol traslado El nuevo mercado se inaugurará coincidiendo con la festividad de San Sebastián y empezará a funcionar en primavera

El mercado del Carmen ha vivido sus últimas navidades. Las nuevas instalaciones se inaugurarán coincidiendo con la festividad de San Sebastián y está previsto que los comerciantes se trasladen en primavera. El viejo mercado desaparecerá y dará paso a una plaza porticada. La gran afluencia de personas ha sido la nota dominante en las fiestas navideñas. Los comerciantes han vivido estos días entre la nostalgia y la alegría por el cambio, un sentimiento también compartido por los usuarios de la plaza de abasto.

Rosa Rodríguez, una de las usuarias, subraya que "me da pena que desaparezca, éste es más familiar y está más a mano, aunque comprendo que una ciudad como Huelva merece otro tipo de mercado".

José Antonio Barrera, que lleva dieciocho años como pescadero, comenta que "me da pena porque son muchos años, pero con el nuevo será mejor, es irse para bien". Por su parte, Ángela Sánchez, que está al frente de un puesto de aceitunas, apunta que "estoy deseando irme, tengo ganas ya del cambio, aquí no tenemos comodidad para trabajar y los camiones no tienen sitio para descargar". Tanto Barrera como Sánchez provienen de familias de comerciantes. El padre de José Antonio ya tuvo un puesto en la plaza y la madre de Ángela comenzó a vender con trece años. "Mi tía vendía fuera del mercado, despachaba las aceitunas en cartuchos de papel".

Al carnicero José Ramos el traslado al nuevo mercado se le está haciendo eterno, "creía que las navidades de 2006 iban a ser las últimas y aún estamos aquí". Afirma, mientras atiende a unos clientes, que "siempre he tenido muchas ganas de irme". Explica que cuando decidió ser carnicero -tenía 16 años y ahora ya va por los 54- "ya se hablaba del nuevo mercado". Asegura que "no me da ninguna pena irme, este mercado está sucio, es muy incómodo, no me atrae".

El presidente de los minoristas de los mercados de Huelva, Pedro Nieto, prevé que después de Semana Santa esté el nuevo mercado funcionando. Comenta que estas navidades en la vieja plaza de abastos las está viviendo "con un poco de nostalgia por ser las últimas pero con muchas ganas de empezar otra etapa en el nuevo mercado".

Miguel Rodríguez, que regenta Casa Miguel, un bar con mucha solera, subraya que "se va a echar de menos, es toda una vida. Yo llevo en este mercado cuarenta y un años, mi padre se llevó ochenta y antes estuvo mi abuela". No obstante, reconoce que también tiene ganas de irse, "es algo nuevo, más cómodo y más grande". Manifiesta que ha vivido las navidades "con cierta nostalgia". Señala que "los clientes se han percatado y lo han celebrado de manera especial, todos saben que va a ser la última".

Por último, Pepi Hernández y Pepi Falero, usuarias del mercado, resaltan que les da "un poco de pena" que desaparezca el viejo mercado. Hernández recalca que "desde chica vengo a este mercado". Considera que "deberían reformarlo y dejarlo aquí, va a perder su antigüedad". Por su parte, Falero critica que "va a perder su sabor, aparte se van a resentir las tiendas de alrededor cuando desaparezca. A familiares que han venido de fuera le ha gustado el ambiente que se respira aquí".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios