El toreo llena de esperanza Trigueros

ANDA el mundo del toro pendiente de los últimos flecos de la temporada en tierras onubenses. Con las ferias oficiales y habituales ya vencidas en el calendario, los festivales de Higuera de la Sierra y Trigueros marcaron en los últimos años esa cita otoñal donde encontrar entre la solidaridad y el espectáculo, algún resquicio donde apaciguar ánimos antes de afrontar premios, premiados y otras servidumbres de la temporada-

Ahora, cuando parece que el festival de Higuera no va a encontrar continuidad, al menos esta temporada entre los aficionados que impenitentemente han viajado siempre hasta esa cita serrana a medio camino entre el carácter altruista de un cartel donde siempre se apuntaron sin resquicios nombres importantes del toreo al calor del trabajo infatigable de Pedro Macías y Miguel Báez Espuny. Ojalá que la tradicional cita serrana encuentre de nuevo el cauce donde mostrar como decimos esa cara tremendamente solidaria que toreros y ganaderos demostraron en el tiempo. No merece perderse esa cita. no lo merece-

Pero hoy el comentario lo tiene por derecho propio el otro festival benéfico que la provincia de Huelva acogió durante siete temporadas atrás.

El pasado viernes en el centro cívico del antiguo convento triguereño de El Carmen, se marcaban los mimbres por donde una edición más, la octava, se hace realidad el festival de Trigueros. Hoy por hoy la única cita de nuestra provincia donde se rinden cuentas efectivas y claras del resultado económico que responde a las causas sociales de Trigueros. Solo así, desde esa limpieza de cuentas, desde aspecto diáfano que ofrece una organización solida puede apoyarse en el éxito de publico y en la consideración mas alta del elogio a esta cita triguereña. Solo así, digo puede entenderse que vaya cada año a mas y que los resultados trasciendan hacia las entidades necesitadas. En el pasado hacia la residencia de ancianos, pasando después por la Hermandad del Rocío, hasta llegar ahora en esta edición hasta la Hermandad de Nuestra señora del Carmen, la Asociación de Disminuidos 'Dimic' y la Asociación de enfermos de Alzheimer.

Dos carteles, se presentaron en publico. Uno, el que protagonizaran el día 25 de octubre dos mujeres toreras, las novilleras Sandra Moscoso y Conchi Ríos. Dos jóvenes con buenas maneras ya demostradas durante esta ultima temporada y que protagonizan un mano a mano en un cartel donde todas las pretensiones fue contar con la rejoneadora Noelia Mota a caballo aunque finalmente no se concretó. Se lidiaran ese día novillos de Couto de Fornilhos, Lagunajanda, Manuel Angel Millares y Celestino Cuadri.

Esa tarde donde las féminas toman un predominante protagonismo, se completa el cartel con la presencia de un grupo de recortadores.

El domingo, 26, el espectáculo dará comienzo antes por aquello del cambio de hora, y con ganado de Villalobillos, Arucci, Guadaira, La Prusiana, Hijos de Celestino Cuadri y Manuel Angel Millares harán el paseíllo el rejoneador Alvaro Montes, los matadores de toros Víctor Puerto, Salvador Cortés, Antonio José Blanco y Manuel Jesús 'Pérez Mota' junto al ese destacado valor de la novillería andante como ha sido esta temporada el sevillano Miguel Angel Delgado.

El acto, presentado y coordinado por el periodista Cipriano Díaz, contó con la presencia en la mesa de los dos ganaderos que dan soporte efectivo a este festival, como es el caso de Fernando Cuadri y Manuel Angel Millares, la representación de la Peña taurina 'La Divisa' a través de su presidente Juan Esteban Cortés y el alcalde triguereño Cristóbal Romero.

Pero si en algún sentido se llegó a sintetizar extraordinariamente la proyección de ayuda que ofrece el festival ello fue a través de la intervención de los representantes de las distintas entidades beneficiarias que supieron dejar en el ambiente la necesidad de apoyo que necesita este festival. Vaya desde aquí, decididamente y sin resquicios, el de este periódico.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios