Los tesoros griegos del British Museum viajan al Caixafórum

  • Piezas del mausoleo de Halicarnaso se exhibirán a partir de marzo en Sevilla

Ante el cartel que anuncia las cuatro exposiciones que propondrá el centro hasta septiembre. Ante el cartel que anuncia las cuatro exposiciones que propondrá el centro hasta septiembre.

Ante el cartel que anuncia las cuatro exposiciones que propondrá el centro hasta septiembre. / juan carlos vázquez

En 1948, Pablo Picasso se dejó retratar junto a su hijo Claude en una playa de Vallauris, en la Costa Azul. El autor del Guernica era ya una celebridad en Francia y también el enemigo público número uno del régimen franquista que lo había forzado a un perpetuo exilio. La fotografía, a todo color, la tomó precisamente el reportero que en 1938 inmortalizó la brutalidad de la guerra civil española, Robert Capa (1913-1954). Esa imagen de un Picasso íntimo y familiar forma parte de las 150 que, junto a retratos de Humphrey Bogart, Ava Gardner o Truman Capote, mostrará del 7 de febrero al 13 de mayo el Caixafórum de Sevilla. Robert Capa en color acercará en copias contemporáneas, junto a documentos personales y a las revistas como Life en las que aparecieron originalmente, las imágenes que el legendario fotoperiodista capturó en color y que atesora el International Center of Photography de Nueva York. Cynthia Young es la comisaria de esta exposición, la primera de las cuatro que Caixafórum ofrecerá en el nuevo curso y que ayer presentaron sus responsables.

Del 21 de marzo al 17 de junio, Sevilla recibirá una selección de esculturas y arquitecturas de la antigua Grecia procedentes del British Museum, entre ellas varias del mausoleo de Halicarnaso que nunca antes se habían mostrado fuera de Londres. Comisariada por Peter Higss, la muestra Agón! La competición en la antigua Grecia es el primer fruto del acuerdo de colaboración con el British y se centra en el espíritu competitivo en la antigua civilización griega desde una perspectiva amplia, no sólo deportiva: pasa revista a los Juegos Olímpicos, la política, el teatro, la guerra y la mitología. Raros ejemplos de armaduras, monedas, esculturas, joyas y cerámica integran estos fondos que ya se han disfrutado en otros centros de la red Caixafórum.

Como desglosaron la directora general adjunta de Bancaria La Caixa, Elisa Durán, y el director del Área de Cultura de dicha Fundación, Ignasi Miró, la muestra más familiar será Cine y emociones. Un viaje a la infancia, que entre el 13 de junio y el 23 de septiembre propondrá una inmersión en el papel de los niños en la creación de historias y personajes de la gran pantalla. Organizada junto a la Cinémathèque Française, que aporta 250 piezas junto a otras cedidas por cineastas de sus colecciones particulares, la exposición reproduce personajes tan representativos como King Kong o E.T. y escenografías, recursos y fragmentos de cintas que abarcan desde los orígenes del cine a la actualidad, como El niño de Chaplin o El laberinto del fauno de Guillermo del Toro.

Y en pleno verano, el 20 de julio, el Caixafórum dará la bienvenida a las singulares colecciones del Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y de Álfaro Hofmann. Con 400 hitos de sus fondos se articula Las vanguardias históricas. Construyendo nuevos mundos 1914-1945, que ahonda en las bases del desarrollo de la modernidad. Dividida en diez ámbitos, la muestra explora los movimientos surrealistas y dadaístas, con obras de Man Ray, Kurt Schwitters, Raoul Hassman o André Kertész, entre otros artistas; el alcance de las formas abstractas con Marcel Duchamp como referente y, además, analiza el arte de la propaganda, la crítica social y el compromiso político que George Grosz, John Heartfield y Josep Renau realizaron en sus fotomontajes e intervenciones.

Esta interesante oferta visual es la parte más visible de un proyecto cultural que, en su segunda temporada, aspira a satisfacer las expectativas del público y difundir conocimiento tanto como a superar las 229.000 visitas logradas en sus diez primeros meses, una experiencia que sus usuarios puntuaron con un 9,1 sobre 10, "lo que lo convierte en el mejor valorado de todos los centros de la red", apuntó su director, Moisés Roiz. Números que crecerán "gracias a la suma de la oferta cultural y de la mejora de los accesos al complejo de Torre Sevilla este cuatrimestre", según avanzó el director territorial de Caixabank, Rafael Herrador.

En apenas diez meses el primer Caixafórum de Andalucía superó las cifras de la mayoría de museos públicos de la comunidad, como el de la Aduana de Málaga, y en Sevilla sólo le sacó distancia el Bellas Artes, que traspasó la frontera de los 300.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios