Juan habichuela nieto. guitarrista

"Tengo la responsabilidad de que mi abuelo me pusiera el nombre"

  • Esta noche, la quinta generación de artistas granadinos abre la XVII edición de los Encuentros Flamencos en el Auditorio Manuel de Falla.

El guitarrista granadino Juan Habichuela nieto, ha tomado el testigo de su abuelo como 'tocaor' joven de referencia. El guitarrista granadino Juan Habichuela nieto, ha tomado el testigo de su abuelo como 'tocaor' joven de referencia.

El guitarrista granadino Juan Habichuela nieto, ha tomado el testigo de su abuelo como 'tocaor' joven de referencia. / reportaje fotográfico Antonio l. Juárez

Cuando el arte del flamenco llega, todo a su alrededor parece ensordecer. Cuando rompen el silencio las primeras rasgaduras de cuerdas de guitarra, se crea un halo que juega entre la tradición y la herencia de la raza. El flamenco es un arte atemporal, que afortunadamente tiene jóvenes artistas que han recogido su testigo. Es el caso de Juan Habichuela nieto, que abre esta noche en el Auditorio Manuel de Falla a las 21:30 horas la cita anual con los Encuentros Flamencos, con En recuerdo de mi abuelo, junto a Marcos Palometas, José Parra, Juan Carmona y Konstan.

-¿Qué significa para usted abrir los Encuentros Flamencos con En recuerdo de mi abuelo?

-Significa mucho. El paso del tiempo de toda la trayectoria con la guitarra y recordar tantas cosas en mi tierra. Es un privilegio estar en estos Encuentros y En recuerdo de mi abuelo llegó porque tenía algunos temas nuevos guardados y recuerdo que algunos los arreglé con su ayuda.

-¿Es una especie de homenaje?

-A mi no me gusta la palabra homenaje porque creo que las personas que son tan grandes como él, que ha luchado tanto por el flamenco y ha difundido su tierra, son personas de leyenda que nunca se pueden ir de este mundo.

-Este año han desaparecido grandes mitos como tu abuelo o El Lebrijano, ¿qué parte del flamenco cree que se va con ellos?

-Se va algo muy importante, porque fueron dos monstruos del flamenco. El Lebrijano fue un artista de mucha sabiduría y mucho compás. Yo recuerdo de pequeñito a mi abuelo tocando con él. Se ha ido una parte muy grande.

-Los Encuentros Flamencos llegan este año como una especie de revolución de los más jóvenes con figuras como José Enrique Morente o la Moneta ¿cree que con ustedes, la nueva generación del flamenco, éste está cambiando?

-No, yo pienso que a pesar de que respeto, admiro y quiero a mis compañeros, el flamenco está hecho en una base como un abecedario: de la A a la Z. Y lo único que puedes hacer es reformar un poco esa casa y que se vea algo nuevo y fresco, humildemente.

-¿La temática se actualiza?

-Sí, intentamos darle otra vuelta, y hay que hacerlo porque vamos a otro término y a otras edades. Sobre todo a mi me gusta rescatar lo antiguo porque para mirar hacia delante siempre tenemos que mirar para atrás.

-Como novedad, este año una de las sedes del ciclo es la Peña de la Platería ¿qué supone para usted este lugar?

-Guardo de ella muchos buenos recuerdos, como haber tocado allí con sólo 15 añitos y haber visto muchos cantaores. De los mejores recuerdos que tengo es cuando me entregaron allí la mención de honor en 2011 del Bordón Minero.

-Granada está viviendo ahora una edad dorada del flamenco con una nueva oleada de cantaores, bailaores y guitarristas, pero curiosamente la mayoría trabajan y viven fuera.

-Pienso que se trabaja en todos los sitios, yo por ejemplo ya no vivo en Granada, pero creo que aquí se trabaja muy bien y tenemos una gran oportunidad con el flamenco y con gente como Raúl Comba, organizador de los Encuentros, que mueven Granada y a sus artistas.

-Es el más joven de la saga Habichuela, que va ya por la quinta generación, ¿supone eso una responsabilidad?

-Claro, tengo la responsabilidad de que el abuelo me pusiera el nombre y además también el tocar un concierto entero de guitarra y ver que le gusta a la gente. Ver que todas esas horas que pasas a oscuras brillan en el escenario.

-¿Qué implica ser un Habichuela?

-Mi abuelo o mi tío Pepe Habichuela han aportado al flamenco muchas cosas buenas y nosotros seguimos aprendiendo de todo eso.

-¿Qué cree que supone para el flamenco y para Andalucía ciclos como este Encuentros?

-El mismo nombre lo dice, es un sitio donde vas a encontrarte flamencos que luchan por sus sueños, por expresarse y por encontrar ese duende sobre el escenario. Es una ocasión que nadie debería perderse.

-José Enrique Morente y usted están preparando un disco juntos ¿han empezado ya a plantearlo?

-Estamos aún hablándolo. No hemos comenzado y tengo algunas cosillas por ahí que me encantaría grabar con él. A ver si para este año podemos hacer una cosa bonita.

-Ambos forman parte de dos de las sagas más importantes del flamenco granadino ¿Qué pretende que salga de esa colaboración?

-Cuando miro a Kiki siempre me acuerdo de su padre. Él está preocupándose mucho por el cante y espero que al juntarnos salga algo bonito acordándonos del abuelo y de su padre.

-En sus composiciones esta ciudad tiene mucho protagonismo ¿qué cree que tiene Granada que invitaal arte?

-Es la tierra que te hace soñar y te da la paz. Cuando regreso y cuando he estado a oscuras mirando la Alhambra... no he visto reino más bonito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios