Fila siete

El fin del mundo

Es curioso y grato que en estas salas donde tanto se proyectaron las películas del, desgraciada y erróneamente desaparecido Festival de Cine Inédito de Islantilla, se proyecte esta producción andaluza, en la que intervienen actores que estuvieron presentes más de una vez en este certamen y que, precisamente, por el momento se haya quedado inédita en Huelva capital.

Son las penalidades del cine en esta ciudad de tantas limitaciones. Recordemos que 3 días, que en parte se rodó en tierras onubenses, lo que ya es un principio de interés para los espectadores de aquí, fue la película más premiada en el último Festival de Málaga, donde logró la 'Biznaga de Oro' a la Mejor Película, el Premio a la Mejor Actriz, para Mariana Cordero; al Mejor Guionista Novel y Mejor Maquillaje. Estamos en lo que se ha calificado de "thriller" apocalíptico, pero que también tiene mucho de ese cine que mezcla ciencia-ficción, intriga psicológica y terror.

Se trata de la primera realización de un joven director andaluz, Francisco Javier Gutiérrez, autor de un espléndido cortometraje, Brasil (2001), que permitía adivinar a un realizador emergente con un buen sentido del relato cinematográfico.

Esta apuesta de Maestranza Films, principalmente de Antonio Pérez, por los jóvenes valores de esta tierra, confirma con 3 días el acierto de su ejecutoria. Lo que el argumento nos plantea es una situación límite de crisis total ante el anuncio de que el mundo se encamina a su absoluta destrucción. El secretario general de las Naciones Unidas se dirige por televisión a todo el mundo y comunica que un meteorito se estrellará contra la Tierra en setenta y dos horas. Los personajes de esta historia habitan en un pueblo perdido en la Andalucía profunda. Un joven solitario y deprimido, decide decir adiós a todo. Pero la llegada de un tipo siniestro al lugar con un pasado delictivo y criminal, cambiará sus intenciones. Una sensación de caos domina todo el intenso relato.El director cordobés, que deja clara la intemporalidad de la historia, consigue universalizarla a través de una visión cósmica de evidente riesgo a través de unos sucesos que se sirven de un mecanismo narrativo eficaz y apasionante para el espectador.

En la factura de la realización y en el dominio técnico se aprecia una personalidad digna de elogio, realmente sorprendente, lo cual produce un efecto realmente vivificante en el público.

Es cierto que se aprecia una cierta irregularidad en la puesta en escena, pero hay un clima y una composición de las secuencias que resultan de un efecto plástico y estético realmente admirables.

Al mismo tiempo la dirección de actores consigue resultados que, con la eficaz colaboración de los intérpretes, dan a la realización un fuerte impacto visual.

Todo ello hace aventurar para este joven director un futuro realmente prometedor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios