El director de 'Almería en corto' no pierde la esperanza de lograr una visita de Eastwood

  • De Julián finaliza su sexto año al frente del festival sin saber si seguirá en su cargo en 2010

El director del Festival Internacional de Cortometrajes Almería en Corto, Óscar de Julián, calificó de "éxito de público" la octava edición del certamen que ayer cerró tras nueve días en los que se han exhibido más de 2.200 minutos de cine en las distintas muestras y secciones competitivas, así como en la gala de homenajes que contó con el actor Ernest Borgnine a quien se entregó el máximo galardón del festival. En una entrevista concedida a Europa Press, De Julián destacó entre los aspectos más relevantes de esta última edición la sección internacional y nacional de cortometrajes, la cual señaló como la "espina dorsal" del festival, las tres galas-homenaje a distintas personalidades del celuloide y la proyección del cine minoritario y experimenta. De Julián, que tras 18 días de trabajo continuo ante los preparativos y desarrollo del festival señaló sentirse como el protagonista de El día de la marmota "pese a que se trata de un trabajo muy placentero", culmina así su sexto año como director sin saber si continuará bajo este cargo, un aspecto que si bien no descartó. No obstante, De Julián se mostró firme ante un objetivo claro: "Sé que cuando escriba mis memorias sobre el Festival no se llamarán Clint Eastwood nunca cenó aquí", una pretensión a alcanzar que desde la organización que mediante sus gestiones "acerca cada año un poco más" a Eastwood a la tierra donde realizó varios rodajes. "Hemos tenido la mala suerte de que Clint Eastwood fue una persona importantísima en Almería; pero es que además se convirtió en el actor más taquillero de los años 70 y 80, y en los últimos años se le considera como el nuevo John Ford. Todo eso engrosa las dificultades para traerlo". Pero "quien la sigue, la consigue".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios