Fila siete

007 ataca de nuevo

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqualon Puerto Huelva, CineVip Lepe, El Condado Cinemas 7 y Al Andalus Punta Umbría.- Título original: 'Skyfall'.- Producción: Reino Unido y Estados Unidos, 2012.- Duración: 143 minutos.- Dirección: Sam Mendes.- Guión: John Logan, Robert Wade y Neal Purvis basado en un argumento de Robert Wade según los personajes creados por Ian Fleming.- Fotografía: Roger Deakins.- Música: Thomas Newman.- Montaje: Stuart Baird.- Intérpretes: Daniel Craig, Judy Dench, Bérenice Marlohe, Helen McCrory, Javier Bardem, Ralph Fiennes, Ben Whishaw, Naomie Harris, Ola Rapace

Sí, 007 ataca de nuevo porque no sólo sigue vivo el interés por la acción y la violencia a cualquier precio, sino que los productores de la interminable saga saben que la fórmula sigue funcionando en la taquilla y eso es lo que importa. Porque lo que uno aprecia nada más iniciarse la película que el talante de las aventuras de James Bond, sus increíbles persecuciones, ahora con motos que saltan sobre los tejados, sus amores más o menos fugaces, sus lances incombustibles y el malo empeñado en destruir el mundo, a quien hay que aniquilar, siguen ahí y el empeño de humanizar la figura del agente con licencia para matar no hace más que suavizar los imperativos inalienables del personaje heroico. Un tipo duro, implacable, que también tiene su corazoncito y sus debilidades.

En este nuevo invento no veíamos al principio a un director como Sam Mendes, el afortunado realizador de American beauty (1999), por la que ganó un Oscar, o Camino a la perdición (2002), y algunas más también estimables. Pero a un proyecto con rentabildiad segura en la taquilla nadie le hace ascos en Hollywood. Sobre todo cuando después de cincuenta años que acaba de cumplir el invento de Ian Fleming, Mendes logra vigorizar al héroe como si el tiempo no hubiera pasado por él, acometiendo con nuevos aires un nuevo enfrentamiento maniqueo entre el incólume agente de tantas aventuras y el villano más perverso del mundo, como ya sabemos.

Parte la historia desde Estambul, la populosa ciudad a la que James Bond se ha desplazado para recuperar un valioso disco duro. En él figuran todos los nombres y direcciones de agentes infiltrados en las organizaciones criminales y terroristas más sanguinarias del mundo. Conflictos burocráticos complicarán la misión y todos dan por muerto al eficaz agente tras precipitarse a un río en un tren en marcha. Oculto, Bond, madurará su venganza contra los enemigos del MI6, el servicio de inteligencia para el que trabaja.

La intensidad del tradicional thriller que argumenta las aventuras de 007, en esta realización de Sam Mendes, va mucho más allá, revisando el personaje desde lo más íntimo, proporcionándole dimensiones un tanto inéditas, aunque siempre vuelva, tal vez con relieves distintos a su precedentes, a sus más previsibles sorpresas, a sus lances más deslumbrantes, con las más insólitas licencias para seguir matando de la manera más espectacular. Sin embargo no se espere el espectador adicto a las interminables aventuras de James Bond, una película a la usanza habitual, es decir el apabullante relato de acción trepidante que ha sido la característica más significativa de la saga y que parece preceptivo en el personaje y su ejecutoria justiciera. Ésta es más bien una revisión más analítica del héroe, de su personalidad y de sus peculiares actitudes. Con todo una muy afortunada realización.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios