La Residencia de Estudiantes dedica su tercer álbum a Juan Ramón Jiménez

  • La obra, escrita por Javier Blasco e ilustrada con 800 fotografías, hace un recorrido por la vida del poeta moguereño · El volumen cuenta con un prólogo a modo de ensayo biográfico del escritor Andrés Trapiello

La Residencia de Estudiantes ha dedicado el tercer volumen de su colección de álbumes a Juan Ramón Jiménez, un poeta que "durante mucho tiempo ha sido olvidado", según afirmó ayer su sobrina nieta, Carmen Hernández-Pinzón. Javier Blasco ha sido el encargado de escribir esta biografía que está ilustrada con casi 800 fotografías del poeta y que cuenta con un prólogo a modo de ensayo biográfico del escritor Andrés Trapiello.

'Juan Ramón Jiménez. Álbum', un proyecto cuya culminación ha sido posible gracias al apoyo de la Fundación Cajasol, está estructurado cronológicamente en diversos bloques que permiten seguir el itinerario vital de Juan Ramón Jiménez desde que era niño en Moguer hasta su muerte en Santurce (Puerto Rico) en 1958, deteniéndose en cada uno de los lugares y los episodios significativos de la trayectoria creativa del Nobel moguereño.

Para Hernández-Pinzón, este álbum era una "deuda pendiente" que la Residencia de Estudiantes tenía con Juan Ramón Jiménez, "una institución que el mismo consideró muy beneficiosa para su carrera y en la que participó muy activamente, tanto en el diseño de los jardines como en sus publicaciones".

José Antonio Expósito, responsable de la selección iconográfica del libro, resaltó que la selección fue "especialmente ardua" ya que se eligieron cerca de 800 de entre unas 8.000 imágenes, "una ingente cantidad que debemos a la afición del poeta a la fotografía, inculcada por Juan Guerrero". Expósito resaltó que han buscado incidir en el "aspecto humano" que las envolvía y romper así con los tópicos de que Juan Ramón Jiménez era un hombre "serio, huraño y hostil".

De esta forma, el álbum cuenta con un gran número de fotografías del poeta, de sus amigos y de sus contemporáneos, así como imágenes de sus manuscritos, cartas, cubiertas de sus libros o portadas de las revistas y periódicos que acogieron sus colaboraciones, varias de ellas hasta ahora inéditas o prácticamente desconocidas.

Expósito explicó que buena parte de las imágenes proceden del archivo de la Sala Zenobia-Juan Ramón Jiménez de la Universidad de Río Piedras en Puerto Rico, y además se completa con otras muchas imágenes localizadas en distintas colecciones públicas y privadas, como el Archivo Histórico Nacional, la Universidad de Maryland, la de Miami y la de Salamanca.

Para José Antonio Expósito, esta colección de fotografías revela que Juan Ramón era un hombre "pulcro, sencillo en el vestir, que daba una gran importancia a la belleza estética y ética, al igual que en su poesía".

Por otra parte, Trapiello señaló que este álbum "sin precedentes" permite que el lector descubra en la vida de Juan Ramón aspectos que se acaban reflejando en su producción poética". Para el escritor, "no existe un sólo Juan Ramón Jiménez sino muchos e incluso contradictorios entre sí que muestran las distintas caras de este hombre solitario que siempre estaba acompañado".

Por su parte el poeta Tomás Segovia resaltó que, aunque la poesía no necesite de entorno, éste no sólo no le hace daño sino que le añade entorno y le da contexto. "De esta manera-puntualizó-, este álbum nos ayuda a descifrar la complejidad selvática de su poesía, por un lado, pero por otro, viene a liarnos más en esta búsqueda ya que Juan Ramón Jiménez fue y es un poeta inabarcable, disperso e infinito".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios