El Juan Ramón de Puerto Rico, más cerca

La Casa Zenobia-Juan Ramón Jiménez de Moguer, pueblo natal del poeta, tiene ya en su poder más de 150.000 documentos del legado de éste que se encuentra en la Universidad de Puerto Rico gracias a la digitalización.

Tras una primera fase que afectó a 111.000 documentos y que se concluyó hace un año, en julio de 2012 se inició la segunda y última etapa de esta ingente labor con la intención de digitalizar los alrededor de 77.000 documentos restantes, según explicó el gerente de la Fundación Zenobia-Juan Ramón Jiménez, Antonio Ramírez Almansa.

La Fundación, entidad que custodiará el legado, ya se encuentran 150.000 documentos, según comentó, lo que supone en torno al 90% del total, y se está trabajando en los últimos 25.000 o 30.000 documentos, hasta alcanzar los 180.000 que es lo que se conserva en el país centroamericano, donde murió el poeta.

Ramírez Almansa aseguró que los trabajos están muy próximos a concluir y que esperan que los últimos documentos lleguen a Moguer próximamente. La digitalización está siendo posible gracias a un convenio firmado entre la Fundación Zenobia-Juan Ramón, la Residencia de Estudiantes y la Junta de Andalucía.

El legado que se está digitalizando se custodia en una sala de la Biblioteca de la Universidad de Puerto Rico, bautizada con el nombre del escritor y su esposa, y está compuesto por un conjunto de manuscritos, recortes y anotaciones, del que al menos un tercio es completamente inédito.

Entre estos fondos se encuentra una abundante correspondencia, cuyo volumen supera las 3.000 cartas, que Juan Ramón intercambió con otros creadores del momento, desde los jóvenes poetas del 27, como Alberti, a escritores iberoamericanos y europeos como Borges o Max Aub.

Buena parte de este fondo epistolar traza la geografía del destierro: la marcha de España, su itinerancia por Puerto Rico, Cuba, Estados Unidos y el regreso a Puerto Rico, donde Zenobia y Juan Ramón permanecieron hasta el final de sus días.

La reproducción de estos documentos lleva implícita una serie de ventajas, pues ahorra a los investigadores el desplazamiento y evita la manipulación de los originales, al tiempo que facilita una mayor difusión y acceso a los mismos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios