Infidelidades

CineBox Aqualon Puerto Huelva y Multicines Al Andalus Punta Umbría.- T.O.: 'Something borrowed'.- Producción: Estados Unidos, 2011.- Duración: 113 minutos.- Dirección: Luke Greenfield.- Guión: Jennie Snyder basado en la novela de Emily Giffin.- Fotografía: Charles Minsky.- Música: Alex Wurman.- Montaje: John Axelrad.- Intérpretes: Kate Hudson, Ginnifer Goodwin, John Krasinski, Colin Egglesfield, Steve Howey, Ashley Williams

Estamos ante la habitual comedia romántica tan frecuente en el cine de Hollywood. En este caso estamos ante una historia basada en el best-seller de Emily Giffin. Relato típico de enredos. Teniendo a Kate Hudson, de sonrisa llamativa y conocida simpatía, como protagonista, la película no puede traicionar la habitual presencia de la actriz en este género. En este caso el respaldo de una novela muy vendida entre cierto tipo de lectores y la presencia en el reparto de actores y actrices muy populares de la televisión estadounidense, parecen garantizar el éxito de esa taquilla fácil aunque no muy elevada.

Algo prestado, que es uno de los elementos tradicionales en su ajuar de la novia norteamericana cuando se casa: Algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul, nos cuenta como Rachel, una prestigiosa abogada de una importante firma de letrados de Nueva York, todavía permanece soltera. Todo se complica cuando al celebrar su treinta cumpleaños, decide celebrarlo acostándose con el prometido de su mejor amiga.

Volvemos irremediablemente a la comedia romántica, pero no precisamente con el mejor ejemplo y si hemos de hacernos eco de un dicho español según el cual algunos de nuestros amigos no nos hace necesario tener enemigos o los peores son, precisamente, aquellos en quien confiamos como tales, Algo prestado es el paradigma de esa estimación popular. En lo político eso está al cabo de la calle.

Como quiera que sea y como ya comentábamos en nuestro artículo del pasado domingo en esta misma sección, la decadencia de la comedia y particularmente de este género manufacturado por Hollywood es notable. Hablábamos de los títulos en cartel, pero éste que se añadió el pasado viernes tampoco aporta nada. No es más que una historia de amigos que algunos de ellos no son trigo limpio y que aparte de sus vetustas ideas son de una flagrante hipocresía, lo cual no los hace precisamente recomendables.

En el transcurso del relato, aparentemente desenfadado y vistoso, abundan los embelecos y las falacias, las dudas y las coartadas, las súplicas y las conspiraciones, lo que prodiga pasajes que se hacen absolutamente prescindibles, de las que el ritmo narrativo hace un uso bastante poco afortunado, con lo que la realización de Luke Greenfield, se muestra como muy alejada de lo que debe ser una comedia reconfortante, divertida y, sobre todo, entretenida para el espectador. Con lo cual esta especie de fábula sobre amistades y relaciones de nuestro tiempo no propende, precisamente, a convertir la anécdota en una película estimulante.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios