Heroicidad y simpatía

Multicines La Dehesa islantilla.- Producción: Estados Unidos, 2009.- Duración: 104 minutos.- Dirección: Miquel Pujol.- Guión: Miquel Pujol e Ibán Roca.-Fotografía: Donato Fierro.- Música: Manel Gil y canciones interpretadas por Nina.- Montaje: Xavier Cabrera.- Dirección de animación: John Espinach y Manolo Galiana.- Dirección artística: Maite López Espí.-Intérpretes: Dibujos animados.

Esta película es una producción de dibujos animados con la colaboración de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, entre otras entidades. Esta basada en hechos reales sucedidos en Francia en el curso de la Primera Guerra Mundial, durante la aplicación de palomas mensajeras a la estrategia bélica del momento. En este caso, cuando un grupo de estas aves, especialmente amaestradas, salvó la vida de un batallón que había sido sitiado entre dos fuegos.

Además de constituir todo un ejemplo de exaltación de los valores del compañerismo y del espíritu pacificador, demuestra cómo en una pequeña ave pueden concentrarse el coraje y el valor para protagonizar acciones verdaderamente heroicas. Todo ocurre en octubre de 1918. El protagonista es el palomo llamado Cher Amí y sus alegres y confiados compañeros de una granja situada en los bosques de Argonne, en Francia. La proximidad de la gran guerra que conmocionó a Europa cambia la vida del lugar. Los torpes palomos pasarán a convertirse en arriesgados y valerosos mensajeros, desplegando un gran coraje y audacia para salvar la vida de un grupo de soldados norteamericanos.

Este es un relato que enaltece el valor y la amistad, conjugando a lo largo de su interesante desarrollo narrativo aspectos dramáticos, intrépidos, humorísticos, ejemplares y ocurrentes, además de una acción que anima suficientemente el interés de tan curiosa historia. En una época en que muchos estudiantes estrenan sus merecidas vacaciones este tipo de cine familiar es el más aconsejable para los más pequeños y como tal debe ser acogida.

Es una muestra más del buen momento por el que pasa el cine de dibujos animados de producción española tras éxitos tan notables y tan favorecidos por la taquilla como Pérez, el ratoncito de tus sueños (2006) o el más reciente El lince perdido (2008). En esta ocasión Miquel Pujol, que debutara con 10+2: El gran secreto (2000) y que antes había trabajado para la poderosa productora del ámbito de la animación Disney, se define por un cine acorde con los gustos de los más pequeños espectadores, utilizando una técnica tradicional con mezclas de distintas dimensiones, aunque diríamos que se muestra muy fiel a esa seña de identidad que nos lleva directamente al más genuino cine de animación de Disney.

Los artífices de Cher amí han considerado que su película es "una historia épica de valor y de amistad" y tal como está concebida, realizada y presentada todo conduce a la ponderación de esas virtudes para ejemplo de sus más directos depositarios de esta idea que serán los niños, de la menor edad, que la verán. Por eso Miquel Pujol, su realizador, en realidad un dibujante que ha trabajado muchos años con la Walt Disney Europa, ha tratado de seguir los cánones que en la historia del cine han informado uno de los ejemplos señeros en el mundo de los dibujos animados, que, tal vez, sean los que más directamente han influido en muchas generaciones y aún cautivan a pequeños y mayores.

La simpatía de muchos de los personajes, lo divertido de muchas situaciones, junto a otros momentos algo más sentimentales, integran un conjunto narrativo grato para todos los espectadores. Un buen espectáculo para las vacaciones

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios