Gregorio Marañón, comendador de la Legión de Honor

El presidente del Patronato del Teatro Real de Madrid, Gregorio Marañón, fue distinguido ayer como comendador de la Legión de Honor por el primer ministro francés, Manuel Valls, en un acto que se celebró en su residencia oficial, el palacio de Matignon. La ceremonia de imposición de uno de los más altos reconocimientos de la República francesa tuvo lugar de forma extraordinaria en Matignon, ya que no es habitual que sea el propio primer ministro quien imponga la condecoración.

En declaraciones telefónicas a Efe, Marañón mostró su agradecimiento al jefe de Gobierno y a Francia, "un país generoso en sus reconocimientos". El abogado y académico español evocó una infancia y una juventud profundamente marcadas por la cultura francesa. "Durante la dictadura, Francia era la referencia de los exiliados, y el cine, la literatura y el pensamiento francés, desde Camus a Sartre, de Duverger a Maritain, de Char a St. J. Perse, configuraron mi manera de entender la vida desde muy joven. Desde entonces, mi conexión con Francia ha sido permanente", señaló Marañón. Esa sintonía con el país vecino le lleva a considerar que "sin Francia, la dictadura en España habría sido más insoportable. Era, en cierta medida, un pulmón de oxígeno".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios