Formando artistas con la Arteología

  • Mayores y niños reproducen piezas arqueológicas de la exposición permanente del Museo Provinciall taller Durante las fiestas navideñas se ha impartido un taller de Arteología en el Museo Provincial de Huelva.

"Por primera vez hemos conseguido que familias enteras participen en las actividades organizadas". De esta manera la directora del Museo Provincial de Huelva, Juana Bedia, subrayaba la gran acogida que ha tenido el taller de Arteología, que se ha desarrollado durante las fiestas navideñas y que ha contribuido a que niños y mayores conozcan más la pinacoteca de la capital onubense.

El taller comenzaba con un recorrido por la sala de arqueología, en la planta baja, una exposición permanente en la que destacan los objetos procedentes de la necrópolis orientalizante de 'La Joya', para continuar por la sección de Bellas Artes, con la exposición de la obras de Pablo Sycet. Niños, padres y abuelos no se perdieron detalle de los objetos expuestos.

En el taller participaron personas con edades comprendidas entre los dos y los setenta y cuatro años, todas ellas mostraron su faceta artística. Al finalizar el recorrido por la sala de arqueología los asistentes tenían que retener en la memoria una de las piezas expuestas. Asimismo, tenían que elegir uno de los colores de los cuadros de Sycet, los que componen la exposición 'Los pasos pintados'. Para a continuación modelar en barro la pieza elegida y pintarla con el color que más les había gustado de la colección de pinturas de Sycet, para ello utilizaron acrílicos. De esta manera "cogen el arte y la arqueología y de la mezcla sale arteología, una palabra inventada", comentó Pepa Lagares, la monitora del taller.

Los niños fueron los primeros en animarse a modelar con el barro, la mayoría optó por reproducir espadas y flechas, fundamentalmente, así como lucernas, cuencos, vasijas e ídolos de placa. También se realizaron varias reproducciones del carro funerario de la necrópolis de La Joya.

Los padres poco a poco se fueron involucrando. Empezaron ayudando a sus hijos y luego se animaron a realizar ellos mismos una pequeña reproducción del objeto anteriormente visto en la sala de arqueología. Junto a los padres, las abuelas y así familias enteras dejaron inmortalizada su visita al Museo.

Las obras modeladas por los visitantes formaron parte de una exposición que se clausuró ayer con el taller, pudiendo ahora los autores recuperar sus trabajos.

Todos los participantes quedaron con ganas de repetir la experiencia. Para ello deberán esperar a la próxima exposición con actividades, que no tardará en llegar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios