Exposiciones y antologías para el centenario del poeta Luis Rosales

  • Declarado Autor del Año 2010 por la Junta de Andalucía, el autor de 'Abril' y 'La casa encendida' recibirá el homenaje por parte de expertos como Pere Gimferrer, Pedro Cerezo o Luis García Montero

Comentarios 1

Luis Rosales, el gran poeta de lo cotidiano, el amigo de García Lorca que estuvo a punto de ser fusilado por haber escondido al autor de Fuente Vaqueros, llega por fin a su centenario. Al momento en que su obra vuelva a ser admirada y reconocida. La Junta de Andalucía, que ha declarado a Rosales (1910-1992) Autor del Año 2010, prepara una serie de exposiciones y antologías para conmemorar los cien años de su nacimiento. Los actos se pondrán en marcha el próximo 23 de abril.

Una antología realizada por su sobrino José Carlos Rosales, también poeta y catedrático de Literatura en la Universidad de Granada, será una de las iniciativas que devuelven a Rosales, quien fuera discípulo de la Generación del 27 y uno de los elementos centrales de la Generación del 36, a la primera línea de la poesía. Ayer vendrá. Poemas escogidos (1935-1984) es el título de esta selección que recoge los mejores versos del autor de Abril y La casa encendida.

"Para mí es un honor trabajar en este proyecto", dijo José Carlos Rosales, quien, además, es comisario de la futura exposición Luis Rosales. Discípulo del aire. "Nunca me fue fácil hablar de la poesía de Luis Rosales porque pensaba que dirían que mi opinión sería interesada. Cuando me ofrecieron participar en este proyecto no quise que estuviese empañado por ello. Por eso siento una enorme gratitud. Durante este tiempo he podido profundizar en la obra y en la vida de Luis Rosales".

La antología poética cuenta también con un prólogo crítico de José Carlos Rosales y es una cuidadosa selección de poemas. El volumen será presentado el 23 de abril, coincidiendo con la celebración del Día del Libro. En esa misma fecha se presentarán también la exposición itinerante, que tendrá su base en Granada, Luis Rosales. Discípulo del aire y el catálogo de la muestra, en el que escribirán expertos como Pedro Cerezo, Francisco Díaz de Castro, Luis García Montero, Pere Gimferrer, Gabriele Morelli, Andrés Soria o María Palleras, entre otros.

La muestra, de la que ayer se presentó un avance en la Biblioteca de Andalucía con la presencia de la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, y del hijo del poeta, Luis Rosales Fouz, constará de manuscritos, fotografías y una gran cantidad de libros que poseía Luis Rosales con dedicatorias de Federico García Lorca o Rafael Alberti, entre otros.

Paralelamente, se publicará un libro-CD en colaboración entre la Junta de Andalucía y la editorial Visor que incluye grabaciones del poeta leyendo sus propios versos. Luis Rosales Fouz manifestó ayer que su padre se sentiría orgulloso. "Nada mejor que, para celebrar su centenario, su obra vuelva a publicarse", dijo. "El Discípulo del Aire decía que no le gustaba estar de moda, pero que tampoco se le olvidase del todo", añadió en referencia a su padre.

El título del Discípulo del aire, que define a la exposición que comenzará en Granada y luego itinerará por las ocho provincias andaluzas y por Cuba, procede de un verso del poeta: "He caído tantas veces que el aire es mi maestro".

Rosa Torres explicó ayer que, con el nombramiento de Autor del Año 2010, Luis Rosales pasa a engrosar una larga lista de escritores y poetas que incluye a Rafael Alberti, María Zambrano, Luis Cernuda, Luis de Góngora, Francisco Ayala o Juan Ramón Jiménez. "Rosales evocó mucho a Granada en sus textos", dijo Rosa Torres, "y sufrió muchísimo por el asesinato de García Lorca debido a la amistad que tenían".

Luis Rosales, siempre un poeta íntimo y discreto, con una poderosa voz narrativa, fue el joven poeta que, obligado a inscribirse en la Falange al comienzo de la Guerra Civil, ocultó a Federico García Lorca en su casa cuando éste le pidió ayuda. Cuando desde el Gobierno Civil se supo que la familia Rosales escondía a un "rojo", el poeta fue amenazado de sufrir un juicio sumarísimo que conllevaría su ejecución ante un pelotón de fusilamiento. Finalmente, Rosales pudo salvar su vida mediante el pago de una fuerte suma de dinero y la escritura de un pliego de descargos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios