Expertos en patrimonio defienden la valía de los "tesoros ocultos"

  • La consejera de Cultura anuncia en un congreso sobre rehabilitación del legado arquitectónico que prestará atención al paisaje como "objeto de protección"

La consejera de Cultura, Rosa Torres, aseguró ayer que su departamento iba a prestar "especial atención" al paisaje "como forma de patrimonio" y "objeto de protección y rehabilitación". Torres hizo estas declaraciones en la inauguración del IX Congreso Internacional de Rehabilitación del Patrimonio Arquitectónico y Edificación, que promueve el Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP) y que se celebra hasta mañana en la ciudad de Sevilla.

La responsable de Cultura confesó en el acto inaugural de este congreso que "Andalucía no es sólo la Alhambra, la Catedral de Sevilla o la Giralda" y opinó que no siempre es fácil convencer a la opinión pública de la necesidad de determinadas intervenciones. "Andalucía también es toda esa serie de tesoros ocultos sobre los que también tenemos la obligación de actuar, labor que, a veces, es difícil de entender por parte de la ciudadanía", argumentó, antes de mostrar su esperanza en que "con rigor y capacidad de convencimiento" se pueden abordar monumentos "más difíciles de salvaguardar".

En su discurso, Torres apuntó que el patrimonio es también "un valioso factor de desarrollo, un yacimiento de empleo y de riqueza que los países deben explotar, siempre desde criterios sostenibles" y defendió el papel de los especialistas en la materia. "El reto que tenemos por delante, llamado nuevas tecnologías, hace más necesario que tengamos un aparato teórico que encauce ese aluvión tecnológico", declaró.

La consejera expresó el horizonte de posibilidades que se abre en este ámbito, y, en este sentido, ilustró estos aires de cambio con la transformación a la que se está sometiendo el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), que aborda ahora un proceso "para dotarlo de personalidad jurídica propia, para que sea un órgano flexible que se dote de los mejores recursos".

Por su parte, el alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín, aprovechó el marco para divulgar una de las actuaciones más comentadas de su mandato. "Déjenme que les hable de la catedral, que se deshacía literalmente, con advertencias de la Unesco. Las piedras parecían haber perdido la batalla contra el tráfico. Cada día que pasábamos estábamos más cerca de ser señalados como bárbaros por las generaciones futuras", dijo el primer edil, para quien "no hay que renunciar a la tradición para abrazar la modernidad".

Asimismo, Eusebio Leal Spengler, presidente de la comisión de monumentos de La Habana, describió en su conferencia inaugural las obras de restauración y el proyecto de desarrollo urbano llevado a cabo en La Habana.

En el congreso se dan cita personalidades de la conservación y restauración del patrimonio como Gianluiggi Colalucci -restaurador de la Capilla Sixtina-, Pinim Brambilla -restauradora de La última cena de Leonardo Da Vinci-, Román Fernández-Baca Casares -director del IAPH- o Pablo E. Vengoechea -vicepresidente de la Landmark Preservation Comission de Nueva York-, entre otros.

El objetivo que se marca el congreso es "propiciar una experiencia que facilite intercambios técnicos y culturales" de cara a "favorecer la innovación en el campo patrimonial, en un momento en el que se hace necesaria una transición cada día más urgente y exigente desde posiciones de intervención aislada y descontextualizadas sobre el patrimonio, hacia nuevas formas y metodologías integradas que se vinculen a programas estratégicos de protección e intervención".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios