Estrellas al amparo de la Navidad

Turrones y anís. Villancicos y entrañables reuniones. Alegría y emoción. La Navidad regresa cada diciembre con un ritual con el que, sea el hogar que sea, se intenta cumplir. Unos encuentros que, en el caso de Manu Tenorio y su mujer, Silvia Casas, se harán por partida doble puesto que, según nos confesaba la pareja recientemente, su intención es pasar la Nochebuena y el día 25 reuniendo a la familia del cantante y de la periodista bajo el mismo techo. Luego, cara a la cena de Año Nuevo, ambos marcharán a la nieve para dar la entrada al 2009 acompañados de amigos y lejos del mundanal ruido.

Una intención que también manifestaba la modelo María José Suárez quien, tras su ruptura con Feliciano López, ha bajado a su localidad natal, Coria del Río, para visitar a sus padres, su hermana y su querida abuela. Y aunque la ex Miss España reconozca no cocinar demasiado, sí participará con su madre en los preparativos de una mesa en torno a la que no se dejará de cantar y bailar para recibir al "niño Dios". Pensando en el 31, por el contrario, la presentadora tiene prevista la realización de una gala en una televisión autonómica que le obligará a despedirse del 2008 trabajando aunque, eso sí, bien acompañada de varias personas de su círculo más cercano.

Otra sevillana, Raquel Revuelta, se convertirá en hada madrina durante unas horas gracias a unos poderes "heredados" de sus antepasados femeninos y que, sin explicación aparente, le ayudan a repartir ilusiones entre los suyos. "Es algo "extraño" que me empieza a pasar después de almorzar y que, conforme pasa la tarde del 24, termina transformándome en ese personaje".

Menos bucólica y más terrenal, Laura Ponte declara sentir una gran alegría por poder disfrutar de sus hijos desde el mismo momento en el que estos toman las vacaciones escolares. "Nochebuena la pasamos con la gente de Beltrán (su marido) y, el 25, con la mía pero, para el 31, nos marcharemos fuera", aseguraba la modelo a nuestro medio. "Antes no era algo que me llamara mucho la atención aunque, con los niños, eso cambia".

Por su parte, Oscar Jaenada, Javier Cámara y Natalia Verbeke, explican cómo, amparados bajo un concepto tradicional, su intención es acercarse a aquellos que más les importan aprovechando esos descansos de los que, en sus respectivos rodajes, han podido tomarse durante unas semanas. Después, Jaenada, por ejemplo, tendrá que "ponerse las pilas" para afrontar un proyecto junto a la internacional Victoria Abril mientras que, Verbeke, estrenará una nueva serie en Antena 3 titulada Doctor Mateo.

A puchero y jamón admite Rosario huele su casa cada vez que se aproxima esta época. Unas "fragancias" que le despiertan recuerdos de su infancia y que reviven, Pascua tras Pascua, al son de la música y de las palmas de todos los "Flores". Algo muy distinto a lo previsto por Sergio Peris-Mencheta quien, agnóstico y de padre ateo, prefiere la intimidad de su chica, Marta Solaz, y sus gatitas "Palma" y "Lupita".

Y es que, la diversidad de planteamientos sobre qué hacer durante estos momentos puede ser tan amplia como aquellos protagonistas que los desarrollen. José Ortega Cano, sin ir más lejos, tras la falta de Rocío Jurado y de su madre, tenía intención de no organizar nada concreto pero, la insistencia de sus pequeños -más de Gloria Camila-, le ha hecho cambiar de opinión y en "Yerbabuena" todo se dispondrá como en tiempos pasados cuando "la más grande" llenaba con su luz cada rincón de la finca.

Por último, inundado por la nostalgia, el diseñador Tony Benítez se ha desplazado al Puerto de Santa María donde cumplirá en soledad con el luto hacia su madre fallecida mientras que, el compositor Nacho Cano, se rodeará de los miembros del musical A para, desde el teatro, rendir un pequeño tributo a sus personales creencias. Un amplio abanico de opciones que, al final, buscan un mismo objetivo: el triunfo de buenos propósitos que colaboren en un progresivo enriquecimiento personal y, sobre todo, espiritual.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios