Fila siete

Comedia familiar

Multicines La Dehesa Islantilla, CineBox Aqulon Puerto Huelva, CineVip Lepe, El Condado Cinemas 7 y Al Andalus Punta Umbría,.- T.O. "Happy Feet 2".- Producción: Australia y Estados Unidos, 2011.- Duración: 89 minutos.- Dirección: George Miller.- Guión: George Miller, Warren Coleman, Gary Eck y Paul Livingstone.- Música: John Powell.- Montaje: Christian Gazal.- Diseño de producción: David Nelson.- Intérpretes: Animación y las voces en la versión original de Elijah Wood, Brad Pitt, Matt Damon, Sofía Vergara, Robin Williams, Hank Azaria, Hugo Weaving, Anthony LaPaglia

Una vez más, y no podía ser menos en esta secuela o nueva versión de la saga Happy Feet (2006), dirigida también, como ésta, por George Miller, se combina esa fórmula tan comercial como es la mezcla de la animación, la comedia familiar y el musical, que, debidamente administrada consigue buenos resultado en la taquilla, especialmente si, como ahora, se proyecta durante jornadas vacacionales que pueden extenderse hasta las inmediatas fiestas navideñas.

Estamos ante un caso de coreofobia, una incapacidad manifiesta para bailar. Y es que el protagonista de esta historia, Erik, el pequeño pingüino, se muestra reacio ante todo tipo de danza. Y eso que su padre, Mumble, es el Maestro del Tap, desesperado ante tamaña ineptitud. Erik escapa de la aldea en la que viven y se encuentra con el poderoso Sven, un pingüino capaz de volar. El mundo, víctima de poderosas fuerzas, plantea nuevos problemas. Erik, aplicando los consejos de su padre para hacerle frente a los infortunios cuando Mumble, convocará a todos los pingüinos y a cuantas mágicas criaturas puedan reunirse para que todo vuelva a su cauce.

Una vez más el realizador es George Miller, que dirigió en su día dos películas bien distintas y distantes en la temática y el tiempo, Las brujas de Eastwich (1987) y El aceite de la vida (1992). Nos devuelve al frío polar. A los territorios nevados que habitan los pingüinos, cinco años después de aquella realización que muchos niños, seguramente ya adolescentes, recordarán. Con los mismos valores visuales de entonces apuesta nuevamente por una historia que, si en principio, no parece lo suficientemente atractiva desde el punto de vista argumental, está bien realizada y conserva esos elementos estéticos que resultan, en general, atractivos para todos los públicos.

No se pueden obviar sus intenciones ecologistas que forman parte de una narrativa con evidentes propósitos ejemplarizantes como suele ocurrir en estros casos.

Situaciones y personajes captarán la atención y el interés de pequeños y mayores. Son los postulados clásicos de la comedia familiar ideal para estos días de asueto que llevará a muchos niños al cine y en la mayoría de los casos para los de menos edad la compañía de sus padres. Unos, contemplarán la película curiosos y entretenidos y los otros se sentirán atraídos, si no son demasiado exigentes, por el encanto de las imágenes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios