Cine de parejas

CineBox Aqualon Puerto Huelva, El Condado Cinemas 7 y Multicines Al Andalus Ayamonte y Punta Umbría.- T.O.: "Old dogs".- Producción: Estados Unidos, 2009.- Duración: 88 minutos.- Dirección: Walt Becker.- Guión: David Diamond y David Weissman.- Fotografía: Jeffrey L. Kimball.- Música: John Debney.- Montaje: Tom Lewis y Ryan Folsey.- Intérpretes: John Travolta, Robin Williams, Seth Green, Matt Dillon, Kelly Preston, Lori Loughlin, Ella Bleu Travolta, Conner Rayburn

El cine de parejas, las denominadas en el argot cinematográfico clásico buddy movies, resulta proverbial desde los mismos anales del cinematógrafo, especialmente en el cine de comedia. De antiguo Stan Laurel y Oliver Hardy, sus sucedáneos más modernos: Bud Abbott y Lou Costello y después Dean Martin y Jerry Lewis -del que sólo hace unos días el Centro de Interpretación Huelva Puerta del Atlántico, en su programación, proyectaba su inimitable Lío en los grandes almacenes (1963)-; incluso Jack Lemmon y Walter Mathau… han constituido dúos notables en el protagonismo de inolvidables películas.

Modernamente se han combinado numerosos nombres de actores y actrices famosas en ese cine de parejas, que también ha sido habitual en el thriller o género policiaco. No podían faltar en esta composición dos figuras estelares y famosas en el cine estadounidense, tan apreciables en el drama como en la comedia, como John Travolta y Robin Williams, de cuyo histrionismo han dado pruebas en diversas interpretaciones que les recordamos. Dos perros viejos, que es el título original de la película, Old dogs, mucho más relevante que el adoptado en la versión española.

Uno, interpretado por Robin Williams, encarna a un divorciado poco afortunado en relaciones amorosas. El otro, al que da vida John Travolta, es un soltero simpático, seductor y amigo de juergas. Pero sus vidas se transforman cuando tienen que cuidar a dos mellizos de siete años en el momento justo en que están a punto de conseguir el mejor negocio que jamás se le había presentado. Son maduros y no parecen los más indicados para afrontar lo que se les viene encima: ocuparse del cuidado de los chiquillos. Las cosas se les complican y no parecen avizorar una solución clara. Pero ello les sirve para descubrir nuevas perspectivas en sus respectivas existencias.

Walt Becker, a quien descubrimos en Van Wilder. Animal party (2002), un film muy diferente a éste y luego nos sorprendió con Cerdos salvajes (2007), en la que también estaba John Travolta y que trataba, asimismo, de la crisis de la edad, en realidad una comedia de perdedores que se unían en una banda de trasnochados motoristas, emprende ahora una nueva incursión en la comedia más facilona, en la que no hay que estrujarse mucho el cerebro para evocar títulos sobre la pareja madura, un par de solterones, a los que se les presenta el problema de cuidar de unos niños pequeños, lo que supone un grave contratiempo en sus vidas.

Recordemos, por citar las películas más recientes: Un canguro superduro (2005) -volvemos al símil del simpático marsupial a quien se asocia con los cuidadores de niños- o Papá por sorpresa (2007)- , por no desempolvar títulos más antiguos, que los hay, como referentes en torno al tema y sobre los cuales la película que hoy nos ocupa no presenta singulares novedades. Todo se centra en la habilidad para la comedia de sus dos protagonistas John Travolta y Robin Williams, capaces de salvar la escasa entidad del producto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios