Carlos Saura recibe el jueves el primer Premio Latitudes 21

  • Durante la entrega del galardón se proyectará el documental 'Retrato de Carlos Saura', de José Luis López Linares

Mañana jueves, en el salón de actos de la Fundación Caja Rural del Sur, el director cinematográfico Carlos Saura recibirá el primer premio otorgado por la Asociación Cultural Latitudes 21 en el curso de un acto en el que se proyectará un documental sobre su obra titulado Retrato de Carlos Saura, obra del realizador José Luis López Linares, seguido de un coloquio. El galardón, instituido a nivel nacional, viene a reconocer los méritos de personalidades del arte y la cultura en España y, en este caso, para galardonar la extraordinaria obra fílmica de uno de los más destacados directores de nuestro país.

Porque hablar, o en este caso escribir, sobre Carlos Saura, no es más que considerar con admiración una de las ejecutorias más densas, fructíferas y brillantes del cine español de los últimos cincuenta y cinco años, ya que fue en 1955 cuando el director aragonés realizó su primer cortometraje, titulado precisamente Flamenco (1955), el mismo título de su última película Flamenco, flamenco, que en estos días triunfa en las carteleras españolas y puede verse en una de las salas de la provincia, concretamente en Lepe.

Carlos Saura, que ha estado en diversas ocasiones en nuestra capital desde los años del Cine Club Huelva y en varias ocasiones en el Festival de Cine Iberoamericano, donde fue homenajeado en 1979, ofrece uno de los capítulos más sobresalientes de nuestra cinematografía a nivel internacional, es además un experimentado y aventajado fotógrafo, lo cual lo entraña muy directamente con la entidad Latitudes 21 que ahora le premia; es un consumado dibujante, acreditado en los story boards de sus películas, que constituye otro aspecto importante de su obra artística, y es autor de varias novelas que se han traducido a más de veinte idiomas. Los premios que ostenta extraordinariamente numerosos.

Referirse a su obra cinematográfica compuesta por unos cincuenta títulos, desde su contenido en cortometrajes y documentales -entre ellos el memorable Cuenca (1958), mención especial en el Festival de San Sebastián- y particularmente Los golfos (1959), su primer largometraje, hasta el último Flamenco, flamenco, ya mencionado, es adentrarse en una filmografía que contiene, aparte de multitud de elementos de demostrado talento en la realización cinematográfica, una radiografía de muchas de las más genuinas características de este país en las últimas cinco décadas.

Con todo ese enorme bagaje en el curso de su dilatada ejecutoria nunca le ha faltado a Carlos Saura ese potencial de creatividad que siempre ha caracterizado su personalidad para sorprendernos con nuevas producciones donde siempre dejaba constancia de su talento y su particular identidad, de manera que sigue siendo capaz de dejar en cada una de sus películas el sello, la huella, el trazo que le distingue y le hace inconfundible. En su residencia particular rodeado de un mundo de artilugios y elementos propios del laboratorio de un nigromante, de un alquimista de la creación artística, salen esas ideas que se convierten en un universo personal de imágenes de un creador parco en palabras pero prodigioso y prolífico en sus expresiones cinematográficas.

En esa ingente obra fílmica es fácil sensibilizarse con tantas y tantas emociones recreadas en la pantalla pero en orden cronológico es sencillo para mí - y siento exponer mi aprecio personal - destacar realizaciones como La caza (1965), El jardín de las delicias (1970) -uno de los goles más espectaculares colados a la censura de aquella época-, La prima Angélica (1973), Los ojos vendados (1978), Deprisa deprisa (1981), La noche oscura (1988), ¡Ay, Carmela (1990), El Sur (1991), Goya en Burdeos (1999)… más toda su obra musical llena de atractivos múltiples, espléndidos, fascinantes…

Mañana jueves, a las 20:00, Carlos Saura estará con nosotros, en el salón de actos de la Fundación Caja Rural del Sur. Ninguno de los muchos aficionados al cine y amantes de la cultura y el arte de Huelva puede faltar a esta cita con el más grande de los directores cinematográficos españoles de nuestro tiempo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios