Bueno y barato

Podría haber escrito bonito y barato, pero creo que el primer adjetivo no conviene a cuanto hoy pretendo destacar de una película de notable interés en la cartelera actua. Me refiero a El mundo es nuestro (2012), toda una magnífica sorpresa entre los títulos del momento. La película rodada, producida, realizada y rodada en Andalucía por andaluces, políticamente incorrecta, que es lo mejor de su factura, supone toda una manifestación fílmica de personajes locales perfectamente identificables y reales como la vida misma.

Todo tiene su origen en el fenómeno que supuso para Alfonso Sánchez y Alberto López la difusión a través de Internet de una trilogía sevillana de cortometrajes, creada por su propia productora con más de diez reproducciones en Youtube desde 2009. Estos se decidieron a emprender un largometraje que es el que hoy llama la atención en las pantallas. Un producto de parco presupuesto que lo identifica con el que en estos días demuestra también que no hace falta mucho dinero para conseguir una buena taquilla. Es el caso de Carmina o revienta (2012), la película del actor, ya productor y director, Paco León, que por estas fechas supone otro suceso destacado en la cartelera española tras lograr el Premio Especial del Público en el Festival de Cine Español de Málaga celebrado en abril pasado.

Paco León, aparte del reducido presupuesto de su película, ha planteado con el estreno de Carmina o revienta todo un reto a los exhibidores españoles, al presentar simultáneamente su película en las salas cinematográficas, en DVD y VOD, tratando de demostrar como Internet y las redes sociales pueden suponer una buena vía de financiación y por supuesto de ingresos para la productora. No voy a entrar ahora en estas experiencias y posibilidades que se abren a la difusión cinematográfica, lo cual resulta indudablemente interesante, sino en los bajos costes de producción que para nada reducen las perspectivas comerciales más favorables para la película.

Los dos títulos son un buen ejemplo y concretamente El mundo es nuestro, de Alfonso Sánchez, ha contado, además, con el apoyo de muchas personas que han colaborado con sus aportaciones económicas a través del llamado crowdfunding, propiciada también por la campaña que el propio Alfonso, guionista y director, y su compañero Alberto López llevaron a cabo bajo el original slogan Apadrina un tieso, difundido masivamente por las redes sociales. Una manera de capitalizar una película realmente insólita, original y rentable. Con aportaciones de 120 euros se alcanzaron los 600.000 del sobrio presupuesto.

Este contundente golpe de efecto al sistema, una historia ambientada en la Semana Santa de Sevilla -hay una imagen increíble en la que un penitente empuña una pistola-, inspirada en un atraco que realmente se produjo hace tres años en la capital hispalense, supone un relato impregnado de un humor ingenioso, ocurrente, surrealista, muy original en alguno de sus pasajes. Todo un revulsivo en el cine andaluz y en la cinematografía española. Protagonizada por el propio realizador, Alfonso Sánchez, premio al mejor actor en Málaga, donde también consiguió el del público en la sección Zona Zine, y su colega Alberto López. Ambos encarnan a 'El Cabesa' y 'El Culebra', respectivamente.

Unos personajes ya inolvidables.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios