Asesino a sueldo

Multicines La Dehesa Islantilla, El Condado Cinemas 7 y Al Andalus Punta Umbría.- T.O.: 'Bullet to the head'.- Producción: Estados Unidos, 2012.- Duración: 92 minutos.- Dirección: Walter Hill.- Guión: Alessandro Camon basado en la novela gráfica escrita por Matz e ilustrada por Colin Wilson.- Fotografía: Lloyd Ahern.- Música: Steve Mazzaro.- Montaje: Tim Alverson.- Intérpretes: Sylvester Stalllone, Christian Slater, Adewale Akinnuoye-Agbaje, Jason Momoa, Sarah Shahi, Sung Kang, Jon Seda, Brian van Holt, Weronika Rosati, Holt McCallany

Nos sorprende tanto la vuelta de Silvester Stallone como, sobre todo, la del director, Walter Hill -su última película fue Invicto (2002)-, excelente realizador de The warriors: Los amos de la noche (1979) o de la inolvidable Forajidos de leyenda (1980), uno de los mejores western que podamos recordar. Situado entre los cineastas que renovaran la narrativa de acción de los años setenta y algún que otro género cinematográfico, fue muy criticado por Calles de fuego (1984), que luego se convirtió en un incunable de aquellos años ochenta a cuyo estilo vuelve Hill con la película que hoy nos ocupa.

Basándose en la novela gráfica The plomb dans la tête escrita por Matz e ilustrada por Colin Wilsonde, nos presenta a un asesino a sueldo, Jimmy Bonomo, un sicario de Nueva Orleáns, que pese a su implacable dureza mantiene un código de honor muy riguroso. El actúa contra aquellos que lo merecen. Concluida su última acción, sufre un ataque inesperado de otro asesino a sueldo, Keegan, un malvado que mata sin escrúpulo alguno y que le tiende una trampa moral y acaba con la vida del joven Louis. Ante traición tan perversa, Jimmy decide una venganza inmediata. Se verá obligado a colaborar con Taylor Kwon, un detective no habituado a sus métodos expeditivos, pero con los mismos deseos vengativos. Entenderá que la técnica de Jimmy es la más eficaz contra una organización que ha corrompido a la Policía y a las altas esferas de la ciudad.

La novela gráfica del autor francés Matz, seudónimo en los tebeos de Aléxis Nolent, le ha dado a Walter Hill los elementos clásicos para construir una narrativa que nos devuelve directamente al cine que sabe hacer y que ha hecho: una propuesta donde abundan los sucesos violentos sin conciencia y salpicada de humor negro. Ha sabido servirse de una pareja que entiende bien sus papeles, el veterano Sylvester Stallone, que encarna adecuadamente su personaje y el emergente Jason Momoa, el Khal Dogo de la serie televisiva Juego de tronos. La estructura fílmica sigue las pautas de la novela gráfica de origen, proliferando la acción y la violencia en sus más diversas manifestaciones y armas.

No estamos ante nada original en el género, sino ante un thriller que ha de agradar sobre todo a los amantes de este tipo de cine en el que el director tiene mucho que decir, aunque nada más sea la muestra del sello de su experiencia y oficio. De manera que, usando de los métodos que imperaban en las películas de los años ochenta, cumple con sus objetivos y, de paso, Sylvester Stallone, haciendo el tipo de siempre, demuestra que sigue en la brecha, ahora junto a jóvenes actores que triunfan en nuestro tiempo.

Quiroga

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios