Legados en internet

Actualizando el pasado

  • Alumnos de la Escuela León Ortega digitalizan por primera vez documentos en el Archivo Municipal

'Revista que habla de Dios y de los hombres, que sale cuando puede, que se ríe de muchas cosas y llora también a veces'. Con esta entradilla recalaba en los puntos de ventas la revista de la mina, 'Villa Aldea', entre 1956 y 1967. Se distribuía tan sólo en Los Marines, Castañuelos, Corte Rengel y Cortelazor, y el precio para estos aldeanos era de una peseta. Ahora bien, si la quería alguien de allende esas fronteras el precio aumentaba en una peseta más, y si la quería una persona importante, entonces tenía que pagar por ella 5 pesetas o 10 si era muy importante el interesado en ella. Ahora bien, si el comprador o suscriptor se le podía considerar como una persona importantísima, no le quedaba más remedio que desembolsar 20 pts por cada ejemplar.

Ante tal democrático listado de precios, bien resaltado en sus páginas, Lucía Quintero y Pilar Rodríguez no pueden ocultar el asombro en sus caras. Antes estos singulares descubrimientos, estas dos alumnas del Ciclo Superior de Fotografía Artística de la Escuela de Arte León Ortega reafirman el acierto de haber elegido el Archivo Municipal de Huelva para llevar a cabo el periodo de prácticas a realizar en el segundo curso de este ciclo. Prácticas que se hacen por primera vez en este archivo, gracias a un convenio de colaboración firmado, recientemente, entre el Ayuntamiento de Huelva y este centro docente.

"No todo el mundo tiene tan fácil el acceso a estos documentos. Es una maravilla", reconoce Lucía que, junto a Pilar, están haciendo posible, desde la semana pasada, que legados como esta revista serrana puedan llegar a todo el mundo de una manera accesible, rápida y fácil, y además gratis, a través de Internet.

Su trabajo consiste en digitalizar parte de este archivo. Digitalización que comienza escaneando o fotografiando dichos documentos. "Esta revista al ser tamaño folio se escanea. Una vez tenemos la imagen en el ordenador las retocamos con el programa fotoshop. A través de este programa le quitamos las impurezas o manchas para mejorar su legibilidad", explican, mientras en la pantalla del ordenador sale la imagen perfecta de la portada de 'Villa Aldea'.

De cada hoja o documento realizan tres copias. Una se tratará con alta resolución y se convertirá en la original, dejándola tal como aparece en el soporte de papel; las otras dos se someterán a los procesos de retoques con el photoshop y serán tratadas en baja resolución, para que pesen menos y sea más rápida su consulta por la red.

Una vez digitalizado el número uno de esta revista, la técnico superior del Archivo Municipal, Luisa Borrallo, les entrega un gran plano que por sus dimensiones no encajan con el escáner. "En estos casos, como en los de difícil manipulación o con los documentos delicados, utilizamos la cámara digital. Una vez tomada la foto, los pasos son los mismos que con los documentos escanedos. Tanto uno como otro, tal proceso requiere de una gran precisión", afirma Pilar, a la que le ha tocado fotografiar este plano, que descubre tras ser desplegado la orografía de un lugar no muy lejano.

"La era digital ha acercado los archivos municipales e históricos a los ciudadanos. Ya no hace falta acudir a espacios físicos como éste para consultar nuestro pasado, la digitalización lo actualizado, imprimiéndoles una fácil accesibilidad a través de internet", explica Borrallo, no sin antes puntualizar que, actualmente, sólo se puede consultar a través de la página web del Archivo Municipal www.huelva.es "el diario La Provincia y el Diario de Huelva, las actas capitulares de 1515 a 1899, la sección histórica de este archivo desde 1267 a mediados del siglo XIX, así como una colección de pergaminos".

Por otra parte, indica que no todo los documentos guardados en este archivo desde 1267 son susceptibles de ser digitalizados. "Sólo se archiva digitalmente aquello que reporta un interés público", puntualiza, a la vez que comenta que desde que entrara la era digital en este archivo, han disminuidos las visitas a su sede, ubicada en la Casa Colón. No obstante, aunque internet haya reducido el número de visitas, en el año 2007, cerca de 2.000 personas se acercaron por allí para consultar su legado, del que realizaron, en ese mismo periodo, unas 1139 reproducciones de documentos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios