El presidente palestino volverá al diálogo de paz con Israel

  • Tel Aviv advierte que no se refrenará si fuera necesaria una ofensiva en Gaza

El presidente palestino, Mahmud Abbas, anunció ayer su intención de reanudar el diálogo con Israel, que fue suspendido el pasado fin de semana por la ofensiva israelí en Gaza, que causó 127 muertos y casi 400 heridos.

"Tenemos la intención de reanudar el proceso de paz y las negociaciones que lleven al final de la ocupación y al establecimiento de un Estado palestino con Jerusalén como capital", dijo su portavoz, Nabil Abu Rudeina, en un comunicado en el que citó a Abbas.

Aunque no dio una fecha para la vuelta al diálogo con Israel, Abbas matizó con su declaración la advertencia que había hecho horas antes, en rueda de prensa con el presidente húngaro, Laszlo Solyom, de que sólo reanudaría este diálogo tras un "alto el fuego global, mutuo y paralelo en Cisjordania y Gaza".

El presidente palestino anunció el regreso a la mesa de negociaciones con motivo de la visita a Oriente Próximo de la jefa de la diplomacia estadounidense, Condoleezza Rice, con quien el martes se reunió en Ramala.

Casi en paralelo a la declaración de ayer hecha por Abbas, La secretaria de Estado norteamericana aseguró que había "sido informada" por israelíes y palestinos "de que pretenden reanudar las negociaciones y de que están en contacto entre ellos para decidir cómo hacerlo".

Rice hizo estas declaraciones en una rueda de prensa conjunta en Jerusalén con su colega israelí, Tzipi Livni, y anunció que desplazará a Egipto al secretario de Estado adjunto para Oriente Medio, David Welch, para abordar asuntos humanitarios y de seguridad.

Abbas dijo ayer que El Cairo está llevando a cabo "grandes esfuerzos" para que Israel detenga sus operaciones militares a cambio de que las milicias palestinas dejen de lanzar cohetes desde Gaza contra el Estado Judío. Hamas, en cambio, niega este extremo e insiste en que no precisa de la "luz verde" de EEUU "para mantener vínculos con países árabes", en palabras de su portavoz, Sami Abu Zuhri.

De momento, el gabinete de seguridad israelí, presidido por Ehud Olmert, aseguró ayer que "Israel actuará de forma continua y sistemática" para "lograr el cese del fuego de cohetes y otros actos terroristas en Gaza, reducir el fortalecimiento de Hamas, en coordinación con Egipto, y golpear su régimen en Gaza", según la oficina del gabinete.

En este sentido, el ministro israelí de Defensa, Ehud Barak, recalcó ayer que su país "no se refrenará" si considera necesario lanzar una operación a gran escala en Gaza, porque "está comprometido a garantizar la seguridad de sus ciudadanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios